Autorizan que la manifestación central de la huelga finalice en la Puerta del Sol

Resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid

Interior acata la decisión pero sostiene que no es lo más conveniente

madrid

| 27.03.2012 - 19:30 h
REDACCIÓN

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha autorizado que la manifestación central de la huelga general del próximo jueves finalice en la céntrica plaza madrileña de la Puerta del Sol como reclamaron los sindicatos en contra de la variación del recorrido de la marcha impuesto por la Delegación de Gobierno de Madrid, han informado fuentes conocedoras de la decisión del tribunal. El Ministerio del Interior ha asegurado que acata la decisión adoptada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid aunque, sostienen que, "no es lo más conveniente".

Los convocantes UGT y CC.OO. de Madrid interpusieron el pasado día 22 un recurso contra la decisión de la Delegación de Gobierno de Madrid de impedir a los sindicatos terminar la marcha convocada el día de la Huelga General, 29 de marzo, en la Puerta del Sol por motivos de seguridad debido al "colapso" que se generaría en ese punto al coincidir varias marchas.

En un recurso los sindicatos apelaron a la protección jurisdiccional del derecho fundamental de reunión del artículo 21 de la Constitución contra la resolución dictada por la Delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid de 20 de marzo de 2012 por la que se modificaba el itinerario solicitado en su día por ambas Organizaciones Sindicales.

La delegación se amparó en el informe emitido por el Ayuntamiento de Madrid, que desaconsejaba que las protestas terminasen en la Puerta del Sol, "ya que conllevaría importantísimas retenciones y sustanciales repercusiones en la circulación de vehículos, tanto privados como de servicio público".

En el recurso, los sindicatos exponían que el 1 de marzo se solicitó por parte de los sindicatos a la Delegación de Gobierno la comunicación relativa al ejercicio del derecho de reunión a fin de organizar una manifestación que tendría lugar en la capital, el día 29 de marzo de 2012 con una duración prevista de 3 horas y 30 minutos, cuyo objeto es la protesta ante la Reforma Laboral.

Tras la respuesta de la Delegación del pasado 20 de marzo, los sindicatos denunciaron "un claro recorte y modificación en cuanto al itinerario de la convocatoria", ya que la limita en cuanto a su lugar de finalización a la Plaza de la Independencia.

REUNION CON LAS FUERZAS DE SEGURIDAD

Con fecha del 16 de marzo, se celebró en la Delegación una reunión para coordinar la seguridad de la manifestación, con la asistencia de representantes de las organizaciones convocantes y responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En dicha reunión, se les indicó a los representantes sindicales que la coincidencia del final de la manifestación con otras concentraciones y manifestaciones comunicadas con anterioridad y les propuso que finalizaran la manifestación en la Puerta de Alcalá, como hicieron en la última convocatoria.

En la resolución de la Delegación de Gobierno, se comunicó a CC.OO. y UGT que en el centro de Madrid ese día hay una manifestación de CGT y Solidaridad Obrera desde la Plaza de la Beata María Ana Hasta Neptuno y otra de la plataforma sindical de la EMT y otros tres sindicatos que empieza en la Plaza de Atocha y termina en la calle Jacinto Benavente.

OTRA CONCENTRACION CONVOCADA

Asimismo, en la Puerta del Sol, el espacio público propuesto por los organizadores como punto final de la manifestación, sobre las 19 horas, hay una concentración de la plataforma contra la impunidad del franquismo, comunicada previamente a la Delegación de Gobierno.

Si bien la representante de dicha plataforma dijo no tener inconveniente alguno en coincidir con la manifestación convocada por CC.OO. y UGT y en compartir espacio en la Puerta del Sol, el departamento que dirige Cristina Cifuentes estimó "no aconsejable" la coincidencia entre ambos actos.

Además, argumentaba que dada la previsión de alta participación en la manifestación de los dos sindicatos mayoritarios (250.000 personas) sería necesario realizar numerosos cortes de circulación, "que implicarán una grave afectación de la almendra central de Madrid, y sobre todo del distrito Centro, con repercusión en la prestación de servicios esenciales desde el punto de vista de la seguridad (ambulancias, bomberos, policía, etc.)".

Por otro lado, la Delegación ha asegurado que existen otros derechos fundamentales del resto de personas, "también dignos de protección, que por más que la protesta y reivindicación de los convocantes legítima y respetuosa conforme a derecho, no puedan perturbar en el ejercicio a la libertad de movimientos".

"Atendiendo al principio de proporcionalidad y con el fin de posibilitar el ejercicio adecuado del derecho de manifestación de todas las organizaciones convocantes, evitando que se produzca un colapso circulatorio en el distrito centro, se estima necesario modificar el final de esta manifestación, sin que ello suponga menoscabo alguno del derecho fundamental de reunión para los sindicatos convocantes", zanjaba la Delegación de Gobierno en una decisión que ha sido corregida ahora por el TSJM.