Aumenta la venta de preservativos en el Metro

Los madrileños compran 135.000 preservativos en las 216 máquinas de Metro

Las estaciones de Villaverde Alto, Legazpi, Sol, y Príncipe Pío son las que más venden

Metro de Madrid pretende transmitir la responsabilidad en las relaciones sexuales entre la población

Una mujer saca un preservativo en el Metro

madrid

| 30.11.2011 - 13:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los madrileños han comprado en lo que va de año 135.000 preservativos en las 216 máquinas expendedoras que hay en las estaciones del suburbano, 9.000 más que durante el mismo período del año anterior, según ha informado hoy Metro de Madrid en un comunicado.

Las máquinas situadas en las líneas que confluyen en la zona sur y centro de la capital son las que más recaudación registran.

Las estaciones de la línea 3 como Villaverde Alto con 2.500 preservativos vendidos, Legazpi 2.049, Sol 1.677 y Príncipe Pío con 1.896 son las cuatro máquinas que más anticonceptivos venden, según datos registrados hasta el mes de octubre.

Las máquinas están instaladas en las estaciones con mayor número de demanda y forman parte de un proyecto más amplio que abarca otros lugares repartidos por toda la región, como locales municipales, centros de ocio, centros de salud, campus universitarios y otros centros.

Las máquinas expenden un paquete con tres preservativos a un euro, un 60% menos de lo que, aproximadamente, cuesta en los establecimientos.

El número de máquinas instaladas por Metro en colaboración con la Consejería de Sanidad y el Consorcio Regional de Transportes ha crecido hasta las 216 mientras que en 2009 había 150.

Recientemente se han colocado expendedoras de preservativos en 15 municipios de fuera de la capital que incluyen zonas ubicadas en puntos de encuentro, reunión o tránsito de jóvenes como la Universidad Rey Juan Carlos, gasolineras, centros comerciales, casas de la Juventud y en zonas de ocio al aire libre como en Villarejo de Salvanés.

Con esta iniciativa, Metro de Madrid pretende transmitir la responsabilidad en las relaciones sexuales entre la población, principalmente los jóvenes, mediante el acceso fácil y cómodo a los preservativos en las estaciones y con precios más asequibles.

La instalación de estos dispositivos de venta al público se enmarca dentro del Programa de Normalización del Uso del Preservativo en la Comunidad de Madrid, de la dirección general de Atención Primaria de la Consejería de Sanidad, en colaboración con los Ayuntamientos y el Plan Nacional sobre el SIDA y otras instituciones.