Atascos en las salidas de Madrid por la A6 y la A1

Tráfico calcula que sólo en Madrid habrá 820.000 desplazamientos este fin de semana

Las retenciones son mayores que las de la primera operación salida de verano

La DGT recomienda especial prudencia después de las comidas

madrid

| 16.07.2010 - 20:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las carreteras de la Comunidad de Madrid registraban este viernes, alrededor de las seis de la tarde, retenciones en "prácticamente todas las carreteras" de salida, mayores que las de la primera operación salida de verano, provocando dificultades en la circulación.

Así, a esa hora, en Madrid, en la A-3, siete kilómetros en Perales de Tajuña; en la A-4, tres en Pinto; en la A-5, ocho kilómetros en Navalcarnero y otros tres en Móstoles; y en la A-6, siete hasta Las Rozas, donde un accidente ha complicado la salida.

Las previsiones de Tráfico para este fin de semana, cuando se espera que se produzcan entre 4 y 4,5 millones de desplazamientos, han comenzado a dejarse notar la tarde del viernes, cuando el número de retenciones ha superado a las que se produjeron en la primera operación salida del verano, entre el 2 y el 4 de julio.

En Barcelona no hay tanto atasco

Mientras, en Barcelona, había hasta nueve kilómetros de retenciones en la AP-7 cerca de Barberá del Vallés, otros dos kilómetros en la misma carretera en Martorell y ocho en Villafranca del Penedés. Asimismo, la circulación era difícil en cuatro kilómetros de la A-2 en las proximidades de Sant Feliú de Llobregat y se registraban retenciones de varios kilómetros en las autovías de circunvalación B-10, B-20 y B-30.

En Andalucía, un accidente ha causado problemas en Cádiz en la A-4, cerca de Puerto Real. Además, había algunas complicaciones en la A-92 en La Peza (Granada), en seis kilómetros en la A-7 cerca de Málaga y en un tramo de tres kilómetros en la A-4 a la salida de Sevilla. Igualmente, había tramos difíciles en la autovía de circunvalación de esa ciudad.

En Valencia también había algún atasco de cuatro kilómetros de longitud en la A-3 en las proximidades de Ribaroja de Turia. Este fin de semana no está incluido entre las operaciones especiales de tráfico para la época estival, pero sí en el grupo de "fines de semana conflictivos del verano". De hecho, la previsión de desplazamientos para este fin de semana es similar a la que se hizo para la primera gran operación salida del verano, el primer fin de semana de julio (4,1 millones de desplazamientos).

En total, está previsto que este verano se produzcan 86,2 millones de desplazamientos, un 0,4 por ciento más que los registrados el verano pasado, distribuidos entre los meses de julio (41,9 millones) y agosto (44,3 millones).

Tráfico advierte de que la peor franja horaria, por ser en la que se producen más accidentes, es la comprendida entre las 14.00 y las 20.00 horas, por lo que se recomienda ser especialmente prudentes al ponerse al volante después de la comida. Cuidado también se pide con las salidas de vía (que representan el 45% de los accidentes) y con los desplazamientos por carreteras secundarias. CINTURON, ALCOHOL Y VELOCIDAD

Otros consejos a tener en cuenta se relacionan con el alcohol y el uso del cinturón de seguridad. El 24 por ciento de los fallecidos el año pasado durante el verano no llevaba puesto el cinturón. Así, una tasa de entre el 0,5 y el 0,8 gramos de alcohol por litro de sangre aumenta cinco veces el riesgo de sufrir un accidente. De hecho, las causas más frecuentes de accidente en esta época son el no uso del cinturón, las salidas de vía, el alcohol y la velocidad.

Este verano se vigilarán las infracciones incluidas en la última reforma de la Ley de Tráfico. Así, manipular el navegador mientras se conduce está castigado y también lo está tirar las colillas por la ventanilla.

Entre julio y agosto de 2009 perdieron la vida 380 personas, 67 menos que en 2008. Para encontrar un número de muertos tan bajo durante el verano hay que retroceder hasta 1963, cuando había 1,7 millones de vehículos circulando por las carreteras, frente a los 31 millones que había en 2009.