Asi presionaba Ginés Jiménez, el sherif de Coslada

madrid

| 25.07.2015 - Actualizado: 23:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Telemadrid ha tenido acceso a las grabaciones que desvelan las presiones a testigos de Ginés Giménez, el sherif de Coslada. Intentaba que una testigo retirase la denuncia contra él.

Ginés dejó de ser el jefe de la Policía Local y ha sido expulsado del Cuerpo. Todavía está pendiente de juicio por la trama de corrupción policial en el municipio. Está acusado de extorsión, cohecho, amenazas, blanqueo y tenencial ilícita de armas.

Mayo de 2008, Ginés Jiménez es detenido. Comerciantes y hosteleros le denuncian. Entre ellos una mujer que es testigo protegida. Dos años después intenta influir sobre ella para que cambie su declaración.

"Yo lo único que te digo es que no hay mal que por bien no venga, que la vida da muchas vueltas, que vamos a iniciar una nueva etapa contigo y si algún día yo estoy aquí, si algún día te puedo ayudar en algo, a muerte contigo".

Esta conversación la graba ella misma. Estaba en paro y días antes un amigo de Ginés le había propuesto un trabajo en su local. En otra conversación ya le dijo que era mejor que retirara la denuncia contra el ex jefe de policía porque podría volver a su cargo y darles problemas.

Ella avisa a la policía y asiste a un encuentro con Ginés con una grabadora que le proporcionan los agentes. El ex jefe de la policía local le lee un documento que ella debe firmar, con frases como esta: "Nunca me han amenazado, ni me han extorsionado, ni el jefe de policía Ginés Jiménez ni ningún policía local, y nunca me han pedido dinero ni han tenido relaciones sexuales en mi local con chicas de alterne ni pagando ni sin pagar".

Le explica lo que tendría que decir en el Juzgado y le asegura que hablara bien de ella a los policias: "A los de más confianza les voy a decir, oye esta mujer ha pegado un giro, oro bendito". También le pide que intente convencer a otra denunciante. "Si me hicieras ese favor, te pongo un monumento".

Esta y otras prueba han servido para condenarle a un año y seis mes de prisión y al ser una condena firme el ayuntamiento de Coslada mediante este documento, le expulsa del cuerpo, pierde su condición de funcionario de carrera. Por delante Ginés Jiménez tiene otro juicio por amenazas y el principal de la operación bloque que siete años después de la detención todavía no se ha celebrado.

Quiero contigo ir con buen pie y máxime si está todo el mundo delante, quiero decir, a lo mejor en un futuro nos hacemos más amigos que nunca hayamos sido.