Artilujos, el primer mercado de muebles reciclados

Artijulos (Archivo)

madrid

| 03.03.2014 - 13:56 h
REDACCIÓN
Más sobre: muebleSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Artilujos, el primer mercado de muebles reciclados a mano, organiza este fin de semana una pop up store (tienda efímera), donde una antigua bovina de cable en desuso resucita en forma de mecedora, una vieja vela cobra vida como hamaca y piezas de motor son transformadas en lámparas.

La exposición de muebles upcycling (reutilización de materiales) realizados por artesanos y diseñadores españoles se celebrará en La Central de Diseño de Matadero (Madrid) y la entrada será libre.

La muestra se compone de un centenar de piezas, muchas de las cuales estarán a la venta a través de artilujos.com.

Pero, además, la cita se concibe como un punto de encuentro con quienes han diseñado y producido cada una de las sillas, mesas, lámparas, butacas... que forman parte de la iniciativa.

El proyecto, desarrollado por el equipo de Ephimera, trabaja por convertirse en una plataforma que conecte a diseñadores y artesanos vinculados al movimiento upcycling con el público que demanda sus productos.

"La constante evolución que caracteriza al diseño también empapa al movimiento del upcycling y nuestro país no es excepción. En los últimos años, ha aumentado de forma exponencial el número de profesionales que se embarcan en la creación de piezas de mobiliario a partir de objetos reciclados", explica Elena García-Arévalo, una de las impulsoras del proyecto.

Artilujos pretende ser "una foto fija del diseño upcycling en España, que va desde los artesanos que se inician en el diseño hasta creadores consolidados que se suman a esta tendencia, cada vez con más presencia. Es el caso de los mallorquines Con Alma Design o el colectivo Basurama, que también estarán en nuestra próxima muestra", apunta María Álvarez, también responsable de la iniciativa.

"Defendemos que reciclar no es la panacea. Hay que tirar y destruir para luego volver a crear otras cosas nuevas con ellas. Es un proceso costoso y que demanda mucha energía. Por eso, apostamos por dar una segunda vida a esos objetos. Una segunda vida en forma de muebles únicos, hechos a mano y con criterios sostenibles", concluye García-Arévalo.