Arrancan en Madrid las rebajas con descuentos "agresivos" para mejorar las ventas de 2011

madrid

| 02.01.2012 - 08:43 h
REDACCIÓN
Más sobre: rebajasSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las rebajas de invierno arrancan este lunes en Madrid con el cambio de año e importantes descuentos para que, durante los próximos dos meses, los madrileños sean capaces de 'sortear' la situación económica. Madrid es una de las primeras comunidades en abrir su periodo de rebajas de invierno al comenzar el 1 de enero y prolongar su temporada de precios bajos hasta el 31 de marzo.

Según informa la Comunidad de Madrid en su portal de consumo, "los artículos ofertados en rebajas deberán haber estado incluidos con anterioridad y, durante el plazo mínimo de un mes, en la oferta habitual de ventas, y no podrán haber sido objeto de promoción alguna en el curso del mes que preceda a la fecha de inicio de la venta en rebajas".

Un producto rebajado tiene que cumplir todas las normas de calidad y etiquetado. Está prohibido ofertar, como rebajados, artículos deteriorados. Además, el cliente debe recordar que la reducción del precio en las rebajas se produce como consecuencia del cambio de estación o temporada, sin que esto tenga que repercutir en la calidad del producto. Es obligatorio que en las etiquetas aparezca el doble precio: que figure tanto el precio anterior como el rebajado, o el porcentaje de rebaja que se ofrezca. Dicha obligación se extiende también a los productos rebajados que se exhiban en los escaparates.

No podrá anunciarse la venta en rebajas de un establecimiento comercial cuando esas rebajas afectan a menos de la mitad de los productos ofrecidos, sin perjuicio de que pueda anunciarse los precios de cada producto o artículo en concreto. En el supuesto de que las ofertas en rebajas no afecten a la totalidad de los productos comercializados, los rebajados estarán debidamente identificados y diferenciados del resto. Las formas de pago que se admiten y las devoluciones serán las mismas que el resto del año, a no ser que el vendedor especifique lo contrario en un cartel visible al público y siempre que no se dé una información contradictoria. La garantía de los artículos vendidos en los periodos de rebajas no variará respecto a los demás períodos del año.

CONSEJOS

El Gobierno regional recomienda en su web "observar la calidad del producto y comparar el precio rebajado con el anterior, ya que, a veces, no hay tanta rebaja".

También aconseja "guardar los tiques y las facturas por si se necesita hacer algún cambio o reclamación". "Los establecimientos que admiten el pago con tarjeta de crédito durante el resto del año están obligados a hacerlo también en rebajas, salvo que se indique de forma visible lo contrario, sin recargo alguno sobre el precio", advierte.

Además, no hay que aceptar "ningún artículo en mal estado, con taras o estropeado, han de rechazarse artículos cuyas instrucciones de uso no vengan en castellano y, si surgen problemas, solicitar las hojas de reclamaciones" presentándolas después ante la oficina municipal de consumo más próxima.