Arranca el juicio por amenazas contra Ginés, el oficial de la policía Coslada

En el "caso Bloque" se investiga una presunta trama de corrupción policial

madrid

| 24.01.2013 - 14:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Ha comenzado el juicio contra el oficial de la policía de Coslada, Ginés Jiménez, por amenazas a una testigo protegida de la Policía Nacional en el caso Bloque.

Un caso en el que se investiga una presunta trama de corrupción policial.

El juicio arrancaba a mediodía de este jueves en el Juzgado de lo Penal número 13 de Madrid. En su escrito de acusación, al que se ha adherido el Ayuntamiento de Coslada, el fiscal reclama para Jiménez cuatro años de prisión y multa de 24 meses a razón de una cuota diaria de 12 euros.

Además, la Fiscalía pide que se le inhabilite para el cargo o empleo en la Policía local. Jiménez se encuentra ya reincorporado a su puesto como Oficial en la Comisaría de Coslada por orden judicial.

En su escrito, el fiscal relata que la persona que supuestamente recibió coacciones prestó declaración el 2 de febrero de 2009 en calidad de testigo en el marco del 'caso Coslada'. En sus manifestaciones, acusaba a Ginés de "diferentes ilícitos penales y que eran objeto de un procedimiento diferente".

Según el fiscal, el testigo recibió una llamada en noviembre, días antes de que tuviera que declarar de nuevo, en la que una persona le ofrecía un trabajo en un local. Dos días después, recibió una llamada de la misma persona que le advertía de que debía retirar todas las acusaciones contra Ginés, dado que iba a volver a ocupar su puesto en la Policía.

Según la versión de Ginés, esta testigo fue quien contactó con él para mostrarle su apoyo en un restaurante del polígono de San Fernando de Henares. Al parecer, la testigo llevaba micrófonos ocultos a instancias de los agentes de la UDYCO que investigan al ex mando policial desde el inicio del 'caso Coslada'. En su declaración judicial, según Ginés, esta testigo llegó a decir al juez que Ginés se había portado "como un caballero".

Por esta causa, el exjefe policial estuvo en prisión seis meses, abandonando el centro penitencia en junio de 2011. Tras salir, defendió su inocencia e insistió en que la testigo no era protegida.

De hecho, denunció a los instructores policiales del 'caso Coslada' tras haber sido acusado de coaccionar, presuntamente, a una testigo del procedimiento. A su juicio, su implicación en este caso ponía de manifiesto el "linchamiento y acoso corporativo" al que se vio sometido.

'CASO BLOQUE'

Estas mismas fuentes han indicado a Europa Press que la instrucción del 'caso Bloque' está a punto de concluirse, ya que se está a la espera de una diligencia sobre llamadas telefónicas que se tiene que practicar.

En el marco de esta causa, a Jiménez se le imputan delitos de blanqueo de capitales, extorsión, amenazas, prevaricación, cohecho y tenencia ilícita de armas. El principal imputado en el 'caso Coslada' abandonó en abril de 2009 la prisión de Alcalá Meco tras abonar su letrado una fianza de 9.000 euros.

En el 'caso Coslada' están imputadas más de una veintena de personas, en su mayoría agentes de la Policía local de esta localidad. Los principales imputados son el ex jefe policial Ginés Jiménez y los cabecillas del grupo denominado 'Bloque': Carlos M. G.; Felipe G. L. y Fernando J. M.

Desde que estalló el caso, Ginés ha atribuido su imputación a "una maniobra" orquestada por "policías, empresarios y ciudadanos de Coslada" para desbancarle de su cargo. De hecho, llegó a querellarse contra varios mandos policiales por prevaricación.