Arranca el juicio de septuagenario que mató a una mujer durante una riña de tráfico

madrid

| 08.11.2011 - 16:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El hombre de 76 años acusado de matar a tiros en agosto de 2010 a una mujer durante una riña de tráfico, en Ciudad Lineal, se enfrenta desde este martes a entre 37 años y tres meses de prisión y 82 años y medio, de acuerdo con las peticiones del fiscal y la acusación particular, respectivamente.

A Ángel O.S., que está en prisión desde el día de los hechos, ocurridos el 20 de agosto del pasado año en la calle Francisco Villaespesa, se le acusa de la muerte de María Luisa S.M., de 55 años, y de intentar disparar a su marido y a otros testigos del suceso. El escrito provisional del fiscal relata que el procesado tuvo una discusión de tráfico con la víctima y su marido, Abdou L., quienes intercambiaron unos insultos.

Cuando el incidente parecía concluido, el procesado dijo algo en voz alta que molestó a María Luisa, por lo que ésta volvió a salir del vehículo y se dirigió al de Ángel, golpeando el cristal de su ventanilla. El acusado, que según el Ministerio Público tiene una personalidad con rasgos esquizoides aunque no padece ningún trastorno psiquiátrico, salió de su coche portando una pistola para la que no tenía licencia y disparó contra el pecho de María Luisa. Después, disparó a Abdou L. sin alcanzarle y a otros testigos del suceso, que tampoco resultaron heridos.

Mientras el fiscal le acusa de un homicidio, cuatro en grado de tentativa, y otro de tenencia ilícita de armas, la acusación particular le considera autor de un delito de asesinato consumado, cuatro de asesinato en grado de tentativa y uno de tenencia ilícita de armas. El fiscal pide que el acusado pague una indemnización de 200.000 euros a la familia de la fallecida, cifra que la acusación particular eleva a 450.000 euros.