Arganda clama contra la violencia machista que mantiene muy grave a una mujer

Minuto de silencio y concentración en repulsa por el último caso de violencia de género

Una joven sigue ingresada en estado muy grave tras recibir 7 puñaladas

madrid

| 01.09.2014 - 14:47 h
REDACCIÓN

Unas 200 personas se han congregado hoy en el centro del municipio madrileño de Arganda del Rey para condenar el último caso de violencia machista en el que una vecina de 57 años fue supuestamente asesinada por el novio de su hija, quien permanece hospitalizada en estado "muy grave". Así lo ha señalado el jefe de la Policía local, Ángel Cueva, quien ha explicado que la joven fue atendida en un primer momento por los agentes que se acercaron a la vivienda tras recibir una llamada de los vecinos alertando de que se escuchaban gritos y "escándalo" por una pelea.

Los hechos ocurrieron pasadas las dos de la tarde del pasado sábado cuando un hombre que disfrutaba desde el jueves de un permiso penitenciario acudió a una vivienda de la calle Isaac Peral de Arganda donde, con un punzón y un cuchillo, agredió a dos mujeres, de nacionalidad rumana al igual que él, según los datos de la Guardia Civil.

La madre de su pareja, R.D., falleció en el acto, mientras que la joven, de 33 años, fue trasladada al hospital Gregorio Marañón en estado grave y con siete puñaladas en el tórax y los brazos.

El presunto agresor, identificado como I.P., de 32 años, fue detenido en el mismo domicilio y previsiblemente pasará este martes a disposición judicial al estar pendiente de prestar declaración ante la Guardia Civil, según han informado hoy fuentes de la Comandancia de Madrid.

El jefe de la Policía de Arganda del Rey ha explicado que madre e hija llevaban tres años empadronadas en este municipio del sur de la Comunidad de Madrid, no habían presentado denuncia previa por malos tratos y tampoco hay constancia de que hubieran sido víctimas de agresiones previas.

Tras conocer los hechos, el alcalde de la localidad, Pablo José Rodríguez, convocó para este lunes al Consejo de la Mujer, la Junta de Portavoces y la Mesa contra la Violencia de Género para analizar lo sucedido, así como una concentración en la plaza de la Constitución que ha congregado este mediodía a unos 200 vecinos.

Tras finalizar el minuto de silencio, el alcalde ha condenado este nuevo caso de violencia machista y ha señalado que se debe trabajar "diariamente" y "con contundencia" en el trabajo de "prevención".

Además, ha pedido que se tomen medidas "más contundentes" con los agresores de forma que cumplan las penas "íntegramente", ha apuntado.

También ha insistido en la importancia de que las administraciones públicas dispongan de los medios necesarios para "poder atender" a las mujeres que ponen una denuncia contra sus agresores, de forma que cuenten con una "mayor protección".

En este sentido, ha lamentado que la española sea una sociedad "un poco acomodada" y que, en el caso de la mujer, "haya un poco de recelo de lo que pueda pasar en el futuro" si denuncia, ha añadido.

El PSM y la agrupación local de IU Arganda han emitido sendos comunicados de condena por este crimen machista que eleva a seis las víctimas mortales este año en la Comunidad de Madrid.