Arena: La Fiscalía pide 4 años de prisión para Flores pero rebaja la pena a Viñals

Primera sesión de las conclusiones finales del juicio del Madrid Arena

Pide un año y seis meses de cárcel para los jefes del equipo médico del evento

Retira la acusación contra el técnico de Madridec, Jose Ruiz Ayuso

Dos años y 6 meses para Santiago Rojo, Miguel Ángel Morcillo y Jose Antonio Díaz Romero

Manos Limpias queda apartada del juicio del Madrid Arena

madrid

| 28.04.2016 - 09:36 h
REDACCIÓN

La Fiscalía ha mantenido hoy la pena de cuatro años de prisión para el promotor de la fiesta de Halloween del Madrid Arena Miguel Ángel Flores, pero ha rebajado de dos años y medio a un año y seis meses de cárcel la petición de pena para los jefes del equipo médico del evento, Simón y Carlos Viñals.

En la primera sesión de las conclusiones finales del juicio del Madrid Arena que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid, la fiscal Ana Muñoz ha rebajado también la petición de pena al director general y número 2 de Diviertt, Santiago Rojo; al jefe de personal y número 3 de Diviertt, Miguel Ángel Morcillo; y al jefe de equipo de Seguriber durante la fiesta, Jose Antonio Díaz Romero.

Para todos ellos, ha solicitado dos años y seis meses de prisión en vez de tres años de cárcel, aunque ha mantenido la acusación por cinco delitos de homicidio por imprudencia grave y dieciséis delitos de lesiones por imprudencia grave.

Eso sí, ha retirado la acusación contra el técnico de operaciones de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos (Madridec) Jose Ruiz Ayuso, quien ha roto a llorar poco después.

Con todo, la principal novedad en el escrito del fiscal es la reducción en la pena que ha solicitado para los médicos Simón Viñals y su hijo Carlos, que se enfrentaban a dos años y medios de prisión para cada uno por la supuesta comisión de tres delitos de homicidio por imprudencia grave profesional, que ahora ha rebajado a un año y seis meses al imputarles solo un homicidio por imprudencia grave.

En cuanto al resto de procesados, la fiscal ha mantenido la petición de tres años de prisión para el director de departamento de seguridad de Madridec, Rafael Pastor; el coordinador de proyectos del departamento de operaciones de Madridec, Francisco del Amo López; y los jefes de Seguriber Juan José París Nalda y Raúl Monterde Guillermo.

Tampoco ha modificado la pena para el jefe de equipo de Seguriber, José Antonio Díaz Romero; el vigilante de seguridad Roberto Mateos García; y los socios de Control 34 Carlos Manzanares Rodríguez y Emilio Beillard Cueto.

La Fiscalía no formuló acusación contra el que fuera máximo responsable de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo, aunque las acusaciones han mantenido la pena contra él de tres años de prisión.

De hecho, las acusaciones particulares no han efectuado modificaciones en sus escritos, como tampoco las defensas que han elevado a definitivas sus conclusiones provisionales y todos ellos han reclamado la libre absolución de sus clientes.

Ahora bien, el abogado de Emilio Monteagudo ha destacado que la jefa policial del dispositivo del Madrid Arena, Cándida Jiménez, cometió delito de falso testimonio durante su declaración como testigo.

MANOS LIMPIAS APARTADA DEL JUICIO

El sindicato Manos Limpias ha sido apartado del juicio del Madrid Arena tras no formular su escrito de conclusiones definitivas, al no haber comparecido hoy en la sesión de la vista oral que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid.

Ha sido al comenzar la sesión de las conclusiones finales, cuando la presidenta del tribunal María Luisa Aparicio ha advertido a la sala de que la ausencia del sindicato se interpreta como una salida del procedimiento al no formular su escrito de conclusiones.

"Al no haber formulado hoy escrito, la entendemos por apartada", ha explicado la magistrada, que se ha sorprendido de la ausencia del sindicato, que ejerce la acusación popular en la vista oral junto al Grupo Socialista del Ayuntamiento de Madrid. De esta forma, el tribunal la ha declarado formalmente apartada del procedimiento.

Su salida del proceso se produce en el marco de la investigación contra los máximos responsables de Manos Limpias, Miguel Bernard, y de Ausbanc, Luis Pineda, acusados de extorsión, entre otros delitos.

Ahora bien, el coordinador general de Manos Limpias en Andalucía, Arnaldo Fernández, aseguró este martes que el sindicato seguirá personado como acusación popular en todas las causas en las que está presente, incluido el caso Nóos, que afecta a la infanta Cristina.