Arcópoli denuncia una agresión homófoba en un parque de Ventas

madrid

| 08.08.2017 - 19:50 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Asociación LGTB Arcópoli ha denunciado hoy una agresión homófoba ocurrida en la madrugada del pasado domingo contra un grupo de homosexuales que se encontraba en el Parque Breogán de Madrid, cerca de la plaza de toros de las Ventas, donde son habituales los encuentros ocasionales entre hombres gais.

Según explica la asociación en un comunicado, un grupo de 14 hombres de entre 30 y 40 años irrumpió en la zona y comenzó a insultar, amenazar y agredir a quienes se encontraban en el interior del parque, zona donde son frecuentes estas prácticas sexuales, conocidas como "cruising".

Dos de las víctimas, los únicos que formularon la denuncia ante la Policía a pesar de que los testigos aseguran que hubo varias agresiones, son un hombre de 53 años y otro de 46, a quienes amenazaron con cortarles el cuello tras llamarles en repetidas ocasiones "maricón", "enfermo" o "sidoso".

Además, el grupo de hombres se adentró en el parque y empezó a insultar y a agredir con puños y patadas a todos los chicos que se encontraban allí, hasta el punto de uno cayó al suelo tras recibir un puñetazo de uno de los agresores.

Después de la incursión, a uno de los denunciantes le llevaron, a base de empujones, hasta una carretera cercana mientras le espetaban: "hasta aquí, maricón, a partir de aquí esto es zona cero. No queremos que entren maricones ni sidosos".

En ese momento, el chico llamó a la Policía Municipal, hecho que no amedrentó a los agresores, quienes continuaron insultando y amenazando a los denunciantes a pesar de la presencia policial.

Informa el comunicado de Arcópoli que las dos víctimas finalmente acudieron al Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia donde les acompañaron a interponer ante la Policía Nacional la denuncia, que ha sido remitida a la Fiscalía de Delitos de Odio, así como a la Unidad de Gestión de la Diversidad de la Policía Municipal.

Las víctimas también han querido destacar que en las zonas de ligue gay siguen ocurriendo agresiones y que generalmente nadie quiere denunciar. De hecho, en esta ocasión, el chico más perjudicado físicamente se negó a denunciar.

Recuerda el comunicado que el Observatorio Madrileño tiene registrados a día de hoy 191 incidentes de odio o discriminatorios en la Comunidad de Madrid en lo que va de 2017. EFE