Aprobado de Plan de Urgencias que acortará la asistencia y evitará duplicidades

Summa

madrid

| 02.08.2016 - 13:02 h
REDACCIÓN

El Consejo de Gobierno de la Comunidad ha aprobado el Plan Director de Urgencias y Emergencias sanitarias para la región para los años 2016-2019, un plan que pretende, entre otros objetivos, acortar los tiempos de asistencia, eliminar duplicidades, potenciar los recursos de proximidad o crear protocolos comunes.

La presidenta regional, Cristina Cifuentes, ha explicado en rueda de prensa tras la reunión del Consejo que con este nuevo Plan Director se mejorarán los servicios de urgencias sanitarias para adaptarlas a las necesidades de los ciudadanos.

El Plan -que para su desarrollo contempla 39 proyectos y 136 actuaciones- tiene entre otros objetivos la formación continua de los profesionales que trabajan en estas unidades, adecuar los sistemas informáticos o una mayor transparencia en el trato a los pacientes.

Cifuentes ha incidido en la importancia de este Plan, teniendo en cuenta que sólo en 2015 en toda la región se atendieron 4,5 millones de urgencias sanitarias en atención primaria, urgencias hospitalarias y extrahospitalarias.

"Este Plan supone una garantía para mejorar los servicios de urgencias en el marco de una sanidad pública, gratuita, universal y de calidad, que es el objetivo que tenemos en el Gobierno", ha aseverado la presidenta, que ha explicado que en la elaboración del documento han participado de manera activa más de cien profesionales de los servicios de urgencias.

Un Plan que establece 7 líneas de trabajo que se concretan en 39 proyectos y 136 actuaciones, con el objetivo básico de incrementar la eficacia de los servicios de urgencias y de emergencias, "mejorando la coordinación entre los diferentes recursos y dispositivos existentes". "Queremos reordenar los recursos y promover el uso racional de los servicios de emergencias", ha insistido la presidenta.

Para ello, el Plan se fija como objetivos acortar los tiempos de respuesta ante una emergencia; eliminar duplicidades que a menudo se dan -por ejemplo entre Summa y Samur-; potenciar la movilización de los recursos más próximos al lugar de la emergencia; establecer protocolos comunes de actuación para homogeneizar los criterios de atención; formar a los profesionales de forma continua; impulsar la evaluación, comparación de datos y compartición de información; y mejorar en transparencia y respeto al paciente y su entorno.

Cifuentes ha explicado que sólo el pasado año se atendieron unos 4,5 millones de urgencias, la mayoría (3 millones) en hospitales; medio millón a través del Summa 112; y más de un millón en centros de urgencias de Atención Primaria y extrahospitalaria.

De las urgencias atendidas en hospitales, sólo el 10,41% derivó en un ingreso, lo que puede indicar que otros recursos de urgencias no hospitalarias podrían atender más casos y descargar así parte de la presión asistencial de los hospitales.

El Plan implica, además de a los servicios estrictamente sanitarios, a otras entidades y dispositivos como el Centro de Emergencias de la Comunidad de Madrid 112, Bomberos, Policía y servicios de Protección Civil o SAMUR, en especial para desarrollar protocolos conjuntos y coordinar la asistencia.