Aprenden a desarrollar aplicaciones en móviles y 'tablets'

madrid

| 11.08.2014 - Actualizado: 15:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid ha facilitado a través de becas subvencionadas que 22 estudiantes de Bachillerato de centros públicos de la región estén participando durante el verano en el curso de formación en programación Ironhack Summercamp 2014, que despliega formación para el manejo de las "ultimas tecnologías", como el desarrollo de aplicaciones para móviles, 'tablets' y el diseño de páginas web.

El objetivo del curso es dotar a los participantes de los conocimientos necesarios para que sean capaces de programar y crear sus propios desarrollos multiplataforma con las últimas tecnologías, una actividad que ya se ha desarrollado en ciudades como Nueva York, Miami o Barcelona.

La consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, ha visitado este lunes las instalaciones de Ironhack Summercamp y ha señalado que "esta experiencia pionera ofrece una posibilidad enorme a alumnos que están en Madrid a un coste subvencionado, muy por debajo de lo que cuesta realmente esta formación de alta calidad en tecnologías".

Los alumnos que están participando en el curso, que dura seis semanas, han pagado 280 euros y Figar ha indicado que "la formación sin la beca cuesta cuatro o cinco veces más". "Por eso hemos querido dar precios asequibles para que todos ellos, con independencia de su situación económica, puedan optar a esta formación", ha apuntado.

"El objetivo de la Comunidad de Madrid es que aprovechen esta formación específica para tener acceso a sus primeras prácticas de trabajo en el mundo tecnológico y para que puedan aprovechar mucho más sus carreras universitarias, que suelen estar ligadas al mundo de la tecnología", ha explicado la consejera.

Figar ha declarado que "la iniciativa pionera ha sido un éxito" y que la idea de la Comunidad de Madrid es "seguir extendiendo esta formación de programación a más institutos públicos de la Comunidad".

EMPLEABILIDAD A LOS 18 AÑOS

Por su parte, el cofundador de Ironhack, Gonzalo Manrique, ha explicado que el centro es "una escuela de referencia en Europa en formación de programadores" y que el Summercamp ha sido diseñado para que los alumnos terminen con "las capacitaciones necesarias para trabajar como desarrolladores".

Para poder realizarlo, los estudiantes han recibido previamente una formación teórica previa de 100 horas a través de una plataforma en línea, de forma que todos tenían unas nociones básicas para abordar el temario cuando comenzaron las clases.

Aun así, Manrique ha señalado que "la mayoría de los chicos ya habían aprendido por su cuenta a programar, a veces desde los 12 años, de forma autodidacta". "Pero este curso les aporta un salto de calidad enorme porque aprenden a programar como se programa en las empresas y les da acceso a una red de mentores y profesionales del sector que les permite encontrar trabajo de manera inmediata", ha explicado.

MAYOR ACCESO AL MERCADO LABORAL

Manrique ha destacado que los alumnos, de entre 17 y 19 años, "ya están recibiendo ofertas de prácticas, lo que demuestra que hay una demanda increíble de esta formación en el mercado laboral y que el curso les hace mucho más empleables".

En líneas generales, el perfil de jóvenes que ha optado al curso es un perfil de futuro estudiante de ingeniería informática o de telecomunicaciones, aunque el confundador de Ironhack ha asegurado que "cada vez más el interés viene de personas que van a dedicarse a otra cosa diferente a la ingeniería".

Entre los 22 alumnos del curso sólo había una chica, por lo que Manrique ha señalado que "desgraciadamente en el sector TIC las mujeres aún no están muy representadas" y ha indicado que desde su centro ofrecen becas a mujeres "para intentar fomentarlo más".