Aplazan el juicio por matar a un joven y atropellar a 12 personas en Alcorcón

Indignación entre los familiares del atropello mortal en Alcorcón por la libertad del homicida y el aplazamiento del juicio por varios errores de la Sala al próximo diciembre

El fiscal pide para él 9 años y medio de cárcel y la retirada del carné durante 20 años

Al hombre se le acusa de circular temerariamente por el carril izquierdo de una calle donde en ese momento se concentraban cientos de personas por las fiestas

madrid

| 09.06.2017 - 11:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Los familiares del joven colombiano fallecido el 7 de septiembre de 2013 tras ser embestido por un coche en las fiestas de Alcorcón han mostrado su indignación este viernes por la suspensión del juicio hasta el próximo mes de diciembre a consecuencia de varios errores judiciales de la Sala, lo que hará que el supuesto homicida de su hijo éste durante más meses en libertad pese al atropello mortal.

La madrugada de ese día, el acusado entró en una zona donde cientos de jóvenes celebraban un botellón en el marco de las fiestas de Alcorcón. Por motivos aún desconocidos, entró a gran velocidad con su vehículo y atropelló a varias personas, acabando con la vida de un chico colombiano de 30 años. Hirió a otros doce, uno de ellos de gravedad.

LOS ERRORES DE LA SALA Y EL HOMICIDA EN LIBERTAD

Estaba previsto que José A.Q. se sentará esta mañana en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal número 4 de Móstoles, pero tras unos minutos del inicio de la vista se ha tenido que aplazar hasta el próximo 12 de diciembre por dos errores en la organización de la misma.

La Sala había fijado solo para hoy el desarrollo de la vista cuando necesitaba otro día de jornada, negándose incluso a que el juicio pudiera continuar por la tarde. Además, había citado por videoconferencia a un perito de Plasencia cuando hoy es festivo en esta ciudad extremeña.

En su entrada en la sala de vista, el procesado ha sido increpado por los familiares. Además, ha salido por la puerta de atrás a instancias policiales para evitar un posible enfrentamiento con los allegados en el exterior de las dependencias judiciales.

Ante la suspensión, los familiares del fallecido y del resto de doce heridos han mostrado su indignación ante estos errores, que supondrán que el acusado éste más tiempo en libertad provisional a pesar de la gravedad de los hechos que cometió. Lleva ya cuatro años libre. No sólo muestran la indignación por este hecho, sino también porque ni siquiera se le ha retirado el carné de conducir.

ATROPELLO CON "TEMERARIO DESPRECIO POR LA VIDA"

En torno a las 5:00 horas de la madrugada del 7 de septiembre de 2013, relata el fiscal en sus conclusiones provisionales, el acusado conducía su coche por una zona de mucha afluencia del municipio madrileño de Alcorcón, debido a la celebración de las fiestas patronales de la localidad.

Circulaba por el carril izquierdo de una calle donde en ese momento se concentraban "cientos" de personas y donde el tráfico era "escaso y lento". Pero, "sin que el acusado respetara tales circunstancias, circulando a una velocidad superior a la requerida en dicha vía y con el más absoluto olvido de las normas de atención y cautela que exige la conducción" atropelló a dos chicas que cruzaban la carretera "sin que hubiera semáforo ni ceda el paso", provocándolas lesiones de diversa consideración.

Después de lo ocurrido, continúa el fiscal, el acusado prosiguió su conducción con la misma actitud temeraria y arrolló a una tercera persona "que se encontraba en la calzada sin que existiese una zona habilitada para el paso de peatones desplazándole desde el capó hasta el pavimento donde cayó".

A consecuencia de este atropello, la víctima sufrió un politraumatismo con fractura de la base del cráneo y hemotórax masivo por el que falleció. Fue entonces cuando el acusado se apeó del coche y, tras ver que varias personas se acercaron a auxiliar a la víctima y que muchos de ellos le increparon y llegaron a rodear su coche, reanudó la marcha "con temerario desprecio a la vida" de aquellos que se encontraban frente a su vehículo.

En su huida, el acusado arrolló a otras diez personas que sufrieron heridas de diferente gravedad; algunas de ellas estaban ayudando a la víctima que yacía en el suelo mientras que otras simplemente se encontraban en la zona y observaban lo que había ocurrido.

Además de la pena de prisión y de la retirada del permiso de conducir, el Ministerio Público también solicita para el acusado el pago de 105.133 euros de indemnización a la madre del fallecido y de 76.460 euros a su padre, así como el abono de otras cantidades al resto de heridos.