Ángel Pérez no se siente "deudor" de la "encomienda" de apoyar electoralmente al PSOE

madrid

| 23.04.2011 - 10:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid y candidato a la Alcaldía, Ángel Pérez, ha afirmado en una entrevista concedida a Europa Press que no se siente "deudor" de la "encomienda" de apoyar con sus votos al PSOE después de arremeter contra la "pinza" de los socialistas con el PP en temas como la reforma laboral, la de las pensiones o al tener el mismo posicionamiento en lo referido a la Ley electoral.

"La postura de IU es hacer un ejercicio de soberanía. No tenemos la obligación de apoyar a nadie. En España todo el mundo entiende que CIU o el PNV pacten con el PSOE o con el PP indistintamente, en función del programa, se entiende que todo el mundo puede pactar menos IU que, por lo visto, lo único que podemos hacer en esta vida es apoyar al PSOE", ha apuntado.

"Triste sino en los tiempos que corren y con la política del Gobierno tener como única obligación apoyar al PSOE. Pues mire no, no tenemos esa obligación, no me siento deudor de semenjante encomienda y creo que las cuestiones se hablan como con las demás fuerzas políticas", ha señalado lanzando un claro mensaje a los socialistas.

Tiene claro que con el PP es "prácticamente imposible" ponerse de acuerdo en un programa general de gobierno aunque sí ve viable, como lo ha demostrado a lo largo de la legislatura, llegar a puntos en común "de vez en cuando". Esos acuerdos son más numerosos con el PSOE, como reconoce.

En lo que IU nunca llegará a entendimientos es en lo referido a la "pinza" que PSOE y PP "tienen articulada en la política nacional, con la reforma del mercado laboral, de las pensiones, la política fiscal...".

Opina que en estos temas, que conforman el diseño de una sociedad, "quienes están de acuerdo en este país son el PP y el PSOE", ya que las reformas que se están acometiendo "contra grandes mayorías sociales se están haciendo por abrumadoras mayorías parlamentarias", con lo que conlleva de "quiebra" de la política entre la representación institucional y los representados, la ciudadanía.

"Hoy se hace una reforma de las pensiones con la que el 80 por ciento (de la ciudadanía) está en contra pero se hace con el apoyo del 90 por ciento de los diputados. Eso sí es una pinza, es una tenaza. Nosotros pinza, ni la más mínima, ni con unos ni con otros", ha remarcado el candidato.

Preguntado sobre si IU dejaría gobernar al PP si no tuviera mayoría absoluta, Ángel Pérez ha considerado que "seguramente no" pero para lanzar, a renglón seguido, un mensaje directo a los socialistas. "Eso no quiere decir que nos implicáramos en un gobierno con una política que no compartimos. Se puede ser oposición de izquierda perfectamente y además el PSOE da margen para hacer oposición de izquierdas", ha apuntado.

Tampoco se olvida, con la vista puesta en las elecciones generales de 2012, de la pretendida 'obligación' que tiene IU con el PSOE cuando este partido "no varía la Ley electoral". La razón es obvia: al PSOE "le beneficia tener escaños que deberían ser de IU". El candidato ha añadido que no es cierto que sean los partidos nacionalistas los que se llevan esos escaños sino que son PSOE y PP quienes se benefician de ellos y por lo que ambos no reforman la ley". En eso estamos de acuerdo con UPyD, incluso cuando Rosa Díez estaba en el PSOE", ha ironizado.

QUÉ OPINA DE GALLARDÓN Y LISSAVETZKY

Ya entrando en un terreno puramente municipal, Ángel Pérez confiesa tener una "muy buena opinión" de sus adversarios en las urnas, Alberto Ruiz-Gallardón y Jaime Lissavetzky. Del primero dice que le separa políticamente una distancia de 180 grados pero que eso nunca le llevaría a menospreciarle ya que, como recuerda, cada vez que se ha enfrentado a él ha perdido.

"Políticamente es un hombre válido, que ganó dos veces en la Asamblea y otras dos en el Ayuntamiento. Como enemigo político es temible", le ha descrito.

Sobre Lissavetzky, de quien dice que es un "buen amigo" después de que compartieran la bancada de la oposición en el Parlamento madrileño, opina que los ocho años pasados en la Secretaría de Estado para el Deporte le han pasado factura, en forma de "perder cierto contacto con la realidad madrileña".

Así se explicaría la convocatoria del PSOE de actos presentados en los mismos emplazamientos por IU unos días antes (las cocheras de Cuatro Caminos, la visita al distrito de Villaverde, la Cuña Verde de O'Donnell). Reconoce Pérez que la formación en la que milita no tienen "el copyright" pero pone los hechos encima de la mesa. "Todo el mundo tiene que buscarse sus recursos de campaña, lo entiendo hasta ahí", ha añadido.

Sobre el trabajo realizado durante la legislatura, Pérez define la oposición de IU como la que apuesta por el "trabajo de calle", "sin crispación" y dejando de lado "el recoveco personal". Y es que lo que cuestionan es un "modelo político y social" que sí comparten PSOE y PP.

Y pone como ejemplo el caso de la deuda. "Creemos que no hay que tomar medidas sino ensanchar la economía y que paguen los que más tienen. El PSOE y el PP discuten sobre si uno ahorra aquí y el otro allí pero, al final, la política de fondo es que la crisis la pagan quienes no tienen la culpa", ha zanjado.