Aneri se niega a declarar en la comisión de corrupción de la Asamblea

Ha comparecido por videoconferencia desde la cárcel madrileña de Soto del Real por su presunta implicación en una trama de fraude en los cursos a desempleados

madrid

| 09.06.2017 - 08:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El dueño de la empresa Sinergia Empresarial, José Luis Aneri, presunto cabecilla de la supuesta estafa en los cursos de formación de organizaciones empresariales madrileñas, se ha acogido a su derecho a no declarar en la comisión de investigación de corrupción de la Asamblea de Madrid.

Aneri ha comparecido por videoconferencia desde la cárcel madrileña de Soto del Real, donde ingresó después de que el pasado 24 de mayo la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía lo detuviera por su presunta implicación en una trama de fraude en los cursos a desempleados en la Comunidad de Madrid.

En la comisión de investigación de corrupción, en cambio, estaba citado para dar explicaciones sobre el supuesto fraude en la gestión de cursos relacionados con 35 asociaciones empresariales y profesionales de la Comunidad de Madrid, conocido como caso Aneri.

El empresario no ha respondido a ninguna de las preguntas de los portavoces de la comisión, al acogerse a su derecho a no declarar. "No voy a declarar nada", ha dicho al inicio de su comparecencia que ha durado menos de media hora

ANERI PERMANECE ESTÁTICO

Cuando el portavoz de Ciudadanos en la comisión, César Zafra, primero en intervenir, ha formulado una nueva pregunta, Aneri ha insistido. "No quiero resultar irrespetuoso pero no voy a declarar nada", ha señalado.

Impasible, Aneri se ha limitado a dar los buenos días a los diputados regionales, que sólo han hecho uso del primero de los dos turnos de intervención a los que tiene derecho.

Entre otras cuestiones, han tratado de averiguar si el empresario ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía para exculpar del caso a la Comunidad de Madrid. Aneri, con el pelo engominado y vestido con un polo azul marino, apenas ha hablado durante la videoconferencia, en la que ha permanecido sentado frente a una mesa blanca con una pila de cuadernos y un par de bolígrafos.

Su actitud ha llamado la atención de los portavoces de la comisión, hasta el punto de que el de Podemos, Miguel Ongil, que le ha pedido que aclare ante los madrileños "todo el dinero que se ha llevado", le ha preguntado si seguía ahí. "Claro que sigo ahí", le ha respondido Aneri. "Pues es muy bueno quedándose quieto", ha comentado Ongil. "Es impresionante porque la imagen se ha quedado congelada, ni siquiera mueve un músculo de su cara", ha llegado a decir.

El denominado caso Aneri investiga el supuesto fraude en la gestión de las subvenciones públicas para cursos de formación de la Comunidad de Madrid al menos durante los años 2010 y 2011.

El Gobierno madrileño llegó a personarse en las investigaciones del Juzgado de instrucción número 9 de Madrid tras reclamar la devolución de un total de 4,4 millones por posible fraude en la gestión de cursos relacionados con 35 asociaciones empresariales y profesionales.

El principal investigado, Aneri, propietario de la empresa que impartía muchos de los cursos contratados, fue detenido en abril de 2014 e ingresó en prisión el 1 de marzo por orden del Juzgado de Instrucción número 53 de Madrid, en funciones de guardia. Se le imputaron los delitos de fraude de subvenciones, falsedad y estafa.

Cuatro días después, el 5 de marzo, el juez ratificó su prisión provisional comunicada y sin fianza. Aneri quedó en libertad el 11 de mayo, pero ha vuelto recientemente a prisión por ora supuesta estafa.