Ana Botella presenta la Campaña 'Descubre el Sabor de la Plaza Mayor'

madrid

| 27.02.2012 - 15:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Con un logotipo de diseño de la Casa de la Panadería, ha arrancado hoy la campaña "Descubre el sabor de la Plaza Mayor", que pretende ofrecer una imagen renovada de los establecimientos de la zona, aunando tradición, vanguardia y una oferta gastronómica adaptada a los nuevos gustos.

La campaña de publicidad que ahora lanza la Asociación de Hosteleros de la Plaza Mayor y Aledaños ha sido presentada hoy por la alcaldesa Ana Botella, que ha recorrido algunos restaurantes y cuevas de la zona que han sido recientemente reformados y ofrecen nueva imagen y nuevos platos.

La campaña, fruto de la colaboración entre los hosteleros y el Ayuntamiento de Madrid, se ha centrado en tres actuaciones, siendo la primera el diseño de un logotipo que dotara a todos los establecimientos de una identidad visual y corporativa propia de todo el conjunto.

De ahí la elección de la Casa de la Panadería, "el elemento arquitectónico más sobresaliente" de la plaza, según Botella, como imagen corporativa, pero con un diseño renovado con el que los hosteleros pretenden transmitir la idea de "dinamismo y capacidad de adaptación", en palabras de su presidente José Antonio Aparicio.

Se han editado 40.000 guías en español e inglés con toda la oferta cultural y gastronómica de la zona, que se distribuirán en la Oficina de Turismo de la propia plaza y en la T4 del aeropuerto de Barajas.

Asimismo, se colgarán por toda la ciudad carteles con el lema "Descubre el sabor de la Plaza Mayor", además de distribuir 45.000 tarjetas postales y 65.000 planos referenciados.

"Esta campaña invita al visitante a disfrutar de un entorno sin parangón desde el punto de vista histórico, arquitectónico, cultural y costumbrista de la Villa de Madrid", ha subrayado la alcaldesa.

Todo ello, según Aparicio, "mientras se disfruta de una oferta gastronómica renovada", que abarca desde el tradicional bocadillo de calamares -ahora más cuidado-, pasando por la oferta de nuevas recetas y variados menús con precios "ajustados" para los tiempos de crisis, hasta los tradicionales jamones de bellota y vinos de grandes bodegas para satisfacer a los más sibaritas.

Forman parte de la Asociación la práctica totalidad de los establecimientos de la zona, entre ellos el Mercado San Miguel, que supone todo un ejemplo de transformación y de adaptación a los nuevos tiempos, con excepción de muy pocos locales que no cumplen los requisitos, ha explicado Aparicio.

La alcaldesa ha subrayado la necesidad de "adecuarse a las necesidades, a las demandas de los ciudadanos y también a las modas" para dinamizar el sector, y la mejor forma de hacerlo, según Botella, es a través de la colaboración público privada, así como de la asociación entre los dueños de establecimientos.

"Las asociaciones empresariales son fundamentales para el éxito de cualquier acción política para dinamizar la ciudad", ha continuado la alcaldesa para quien estas asociaciones fomentan "una actitud positiva hacia la innovación", además de contribuir a "maximizar la colaboración municipal".

Tras subrayar la importancia del comercio de proximidad, Botella ha alabado "el trabajo fundamental" de las asociaciones para modernizar el comercio tradicional, canalizar el contacto de los comerciantes entre sí y "trasladar a las administraciones lo que quieren los vecinos".

Por su parte, Aparicio ha subrayado que pese al origen tradicional de estos establecimientos, los hosteleros de la zona se consideran "un sector joven, dinámico, y que crea empleo".

Para afianzar el cambio de imagen, desde la Asociación han promovido un "Código de buenas prácticas" para los comerciantes de la zona en el trato con los clientes, y se han mostrado satisfechos por la mejora en la seguridad tras la instalación de cámaras de vigilancia.

El próximo objetivo, según Aparicio, es el cambio de imagen de las terrazas, ya que necesitan ser redecoradas, contar con una iluminación y sistemas de calefacción más modernos, algo que ya han empezado a negociar con el Ayuntamiento aunque presenta algunas dificultades al estar enclavadas en un entorno protegido.