Amancio Ortega compra el edificio madrileño Gran Vía 32

madrid

| 26.01.2015 - 15:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Amancio Ortega, a través de su vehículo inversor Pontegadea, ha comprado el emblemático edificio de Gran Vía 32, que albergará la futura tienda insignia de Primark en España y en el que actualmente se encuentran operadores comerciales como H&M, Mango y Lefties (Grupo Inditex), así como empresas del grupo Prisa.

Drago Capital en representación de los propietarios del inmueble PSP Investments, el fondo de pensiones APG, Phoenix Group y Sun Capital Partners ha cerrado la venta del edificio, propiedad de la sociedad Longshore, según señala en un comunicado. El edificio Gran Vía 32 cuenta con una superficie construida total de 36.376 m2, divididos en 9 plantas sobre rasante, planta baja y sótano.

El edificio dispone tanto oficinas como de locales comerciales y actualmente se ultima su rehabilitación para albergar la tienda estrella de Primark en España. Diseñado en 1924 por el arquitecto Teodoro de Anasagasti, el proyecto acometido por Drago Capital para recuperar el uso comercial permitirá revitalizar el área como una de las principales arterias comerciales de Madrid, ayudará a recuperar las calles adyacentes e impulsará la economía de la zona.

Longshore está participada en un 50% por PSP Investments, el fondo de pensiones público de las fuerzas armadas de Canadá y una de las mayores gestoras de pensiones del país, con 93.700 millones de dólares bajo gestión- y minoritariamente por el actual equipo directivo de Drago Capital, empresa que gestiona los activos.

El 50% restante es propiedad del fondo de inversión inmobiliaria Drago Real Estate Partners, en el que participan compañías como la holandesa APG (el mayor fondo de pensiones europeo), el grupo asegurador británico Phoenix Group (antiguo Pearl Assurance) o la compañía inversora británica Sun Capital Partners Ltd.

Longshore y Drago Capital han estado asesorados en la venta por Cushman & Wakefield y el despacho Gómez-Acebo & Pombo, mientras que el Grupo Pontegadea ha recibido el asesoramiento de Aguirre & Newman y Broseta abogados.