Alvarno y su lujo 'cañero' revolucionan la pasarela

madrid

| 10.02.2015 - 15:23 h
REDACCIÓN

Álvaro Castejón y Arnaud Maillard, que dan vida a Alvarno, han erigido sobre la pasarela una sofisticada colección brutal y cañera que exhala energía y provocación gracias a la mezcla tejidos tan dispares como el neopreno, los cuadros escoceses o el estampado animal, superpuesto hasta en diez capas.

Este dúo creativo, que acaba de presentar su colección para Azzaro en la semana de la Alta Costura de París, ha desplegado todo su poderío en la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid y se ha entregado con la misma ilusión y energía que si fuera "haute couture".

Los creativos de Alvarno, que juegan en París, la champions league"de la moda, consideran que presentar una camisa conjuntada con un pantalón es de cajón. Por eso, rizan el rizo y juegan con texturas aparentemente discordantes y la superposición de capas.

"Queríamos salir de la zona de confort. No vale con hacer algo que funciona y estancarse, hay que evolucionar", apuntan los diseñadores, que en breve inauguraran su primera tienda en Madrid.

En solo ocho minutos para 36 salidas, el público ha disfrutado de una sofisticada serie de abrigos, unos partidos por cremalleras y otros confeccionados con cuadros escoceses y aplicaciones de cristal, vestidos de neopreno en tres colores arropados con bufandas XXL.

Son conscientes de que el lujo es su fuerte y, paso a paso, descubren caminos inexplorados, preservando su identidad "barroca" como se ven en "vestidos-joya" exquisitamente trabajados, en los que se combinan encajes de perlas con fabulosos estampados de cebra cuajados de pedrería.

Entre tanta costura bien hecha y de buen gusto, llama la atención un vestido-abrigo con cola y la pechera tapizada con pedrería de cristales de swarovski, conjuntados con unos "leggins" de ante.

Subiendo más el voltaje del desfile, la modelos exhibían las prendas sobre una botas de ante rojo y negro por encima de la rodilla, accesorio que les permitía afianzar más la actitud "apache", que los creadores reforzaron con pieles sobre los hombros de Santiago del Palacio.

Maillard y Castejón, que comenzaron a trabajar a las órdenes de Lagerfeld o McQueen saben que la moda es mucho más que ropa. No conciben una colección sin complementos. Con esta filosofía enriquecen aún más sus prendas con guantes largos de piel con flecos, bolsos de mano con estampados de cebra.

Y para mas inri, todo la producción está fabricada en España. "España es lujo", dice Arnaud, que quiere proyectar al mundo que el sello español es sinónimo de calidad y manufactura a nivel de las mejores marcas del lujo internacional.

Tras celebrar su duodécimo desfile en Madrid, la pareja Alvarno no tiene claro si volverá a la pasarela MBFWM: "Necesitamos más luz natural, un entorno más atractivo y con mayor presencia de prensa internacional". Antes, Ailanto presentó una colección inspirada en la escuela Bauhaus, más concretamente en la obra de Gunta Stöltz, directora del taller textil, que ha inspirado los estampados de los gemelos Iñaki y Aitor Muñoz.

Con en otras ocasiones, Ailanto construye sus propios tejidos recortando y pegando trozos de tela en una cartulina hasta conseguir el dibujo deseado. "Firmamos los tejidos, pero no los patentamos", explica Muñoz.

La superposición de prendas y las siluetas rectas con prendas "oversize" están presentes en todo los estilismos, coloreados con una gama cromática que abarca desde el crudo al celeste pasado por la gama cromática verde, rosa y granate. Capas, monos, abrigos, americanas, chalecos y vestidos alumbran una colección de estética folk y divertida.