Alguien se olvidó de que había una fiesta en el Arena, asegura un policía municipal

La Policía Nacional ratifica al juez que se limitó a patrullar exteriores y tras la avalancha ayudó a una "salida controlada"

madrid

| 25.04.2013 - 13:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Un policía municipal ha asegurado durante su declaración judicial que a alguien "se le pasó" avisar a la responsable de la seguridad de esa noche como jefa de la Policía Local del distrito de Moncloa, Cándida Jiménez, de que la fiesta se iba a producir, por lo que ésta tuvo que "improvisar" el dispositivo policial con doce agentes.

Así se habría pronunciado el agente que esa noche actuó como "chófer" de Cándida a la fiesta, según han manifestado los abogados de las acusaciones particulares Abdon Núñez y Felipe Moreno tras concluir el interrogatorio de este policía municipal.

El propio juez Eduardo López en la sala ha llegado a asegurar: "Me parece demencial e increíble", según los mismos abogados, quienes han relatado que Jiménez se encontró con una macrofiesta el pasado 30 de octubre y tuvo que "improvisar con los doce policías que tenía para toda la zona de Moncloa Aravaca". Por tanto "ni cambio de nivel ni de nada", han indicado los letrados en alusión al supuesto cambio del nivel de riesgo horas previas al evento.

Este agente habría declarado que Jiménez "lo supo en el último momento" y que en ese momento ya "no tenía tiempo". Además, ha indicado que se pasó toda la noche recorriendo el distrito de Moncloa, según los abogados.

Con todo ello, para Abdon Núñez queda demostrado que sólo había doce agentes porque a alguien se le olvidó que había una fiesta. Espero que Núñez --Enrique-- tome medidas", ha aseverado aludiendo al delegado de seguridad del Ayuntamiento de Madrid.

MADRIDEC ENVIO UN FAX INFORMANDO A JIMENEZ EL 26 DE OCTUBRE

Fuentes municipales han explicado que sin conocer la literalidad de las declaraciones del agente sí pueden confirmar que Madridec envió un fax a Cándida Jiménez el 26 de octubre a las 10.23 horas de la mañana en la que se informa del evento, horario, aforo, servicio sanitario disponible y ambulancias contratadas.

La misma notificación se envió por fax a Delegación de Gobierno; al Coordinador de actos públicos, Francisco Sacaluga; y al oficial jefe de la Policía Municipal, entre otros, según consta en el informe que hizo público el Ayuntamiento tras la tragedia y que se encuentra colgado en su página web. Se trata del documento 23.

Estas comunicaciones fueron remitidas al juez el pasado 15 de noviembre y se encuentran en el sumario del caso Madrid Arena.

EL 30 DE OCTUBRE POR LA TARDE

"A Cándida se le avisó el 30 de octubre por la tarde de la fiesta, por lo que tuvo que repartir los doce agentes de los que disponía por Centro, Moncloa y la fiesta", ha lamentado el abogado Abdon Núñez, para añadir que al parecer el agente habría indicado que Rafael Pastor, el responsable de seguridad de Madridec, comentó a Cándida que el aforo "no estaba completo". "No había previsión ni organización", ha denunciado.

Por su parte, Felipe Moreno ha criticado que no contaran con medios suficientes y ha aseverado que la persona que habría olvidado informar de la fiesta podría ser el suboficial de Moncloa.

Antes de este agente, uno de los dos policías nacionales que acudió al Madrid Arena horas antes de que se celebrara la fiesta de Halloween para recoger documentación ha reconocido que desconocían qué papeles les debían entregar y ha manifestado que ni él ni su compañero tenían capacidad para desautorizar la apertura de puertas en el caso de que verificasen un sobreaforo.

Antes de las declaraciones, los abogados, la fiscal y el juez han visionado unas imágenes aportadas por la Policía Científica en las que aparecen varios individuos retirando unas vallas y en las que, según los abogados, no se puede identificar que entre ellos figure el promotor de la fiesta, Miguel Angel Flores.

LA POLICIA NACIONAL SE LIMITÓ A PATRULLAR EL EXTERIOR Y TRAS LA AVALANCHA FACILITAR LA SALIDA CONTROLADA

La Policía Nacional ha confirmado en un escrito dirigido al juez que instruye el caso Madrid Arena que durante la fiesta patrulló "siempre en el exterior del recinto", en virtud de sus competencias, y tras tener conocimiento de la avalancha en el interior acudió a la entrada para "facilitar la salida controlada de la gente" con el fin de que "los servicios médicos de urgencias" pudieran "trabajar".

Según consta en el escrito firmado por el jefe del equipo del Cuerpo Nacional adscrito a la Unidad de Prevención y Reacción, los Zodiacos, y que fue remitido el pasado viernes por el comisario jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana al juez instructor del Madrid Arena, "no se concreta hasta este momento (tras la avalancha mortal) el motivo de la presencia de indicativos médicos de urgencia ni por qué se hacía el despliegue, si bien consiguen averiguar el motivo por los diferentes comunicados que se producen por la emisora".

"En ningún momento se procede a desalojar a las personas del interior del pabellón sino que se conduce a los que voluntariamente salen del mismo para que no entorpezcan la labor de los servicios médicos. Produciéndose la salida de la gente del interior con normalidad, no produciéndose ningún altercado digno de mención que afectase al despliegue policial efectuado", explica en el documento.