33 heridos leves por el accidente en una montaña rusa del Parque de Atracciones

La atracción accidentada había pasado "todos los controles"

Un testigo del accidente explica que uno de los trenes se ha quedado "clavado" y no respondía

madrid

| 16.07.2017 - 15:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La montaña rusa que ha sufrido un accidente hoy en el Parque de Atracciones de Madrid en el que un total de 33 personas han resultado heridas leves había pasado "todos los controles" que se hacen a diario en el recinto madrileño.

Así lo han asegurado a Efe fuentes del Parque de Atracciones de Madrid, que han dicho que la seguridad es el "valor fundamental que prevalece por encima de cualquier otro" a la hora de diseñar y controlar el funcionamiento de las atracciones.

Estas mismas fuentes han recalcado que todos los heridos son de carácter leve y piden "tranquilidad", aunque no ocultan el "disgusto tremendo" ocasionado por el accidente.

"La preocupación ahora es ayudar a todas las personas que se han llevado este susto", han añadido.

En este sentido, consideran que es "pronto" para conocer las causas del accidente, ya que es algo que todavía están investigando los técnicos del Parque de Atracciones junto con agentes de la Policía Municipal.

Lo único que se sabe hasta ahora es que han chocado dos convoyes de trenes con nueve filas cada uno y una capacidad de dos personas por fila, es decir, 36 plazas en total.

TESTIGO DEL ACCIDENTE

Por otra parte, un testigo del accidente ha explicado que uno de los trenes se ha quedado "clavado", que no respondía, y que otro que venía por detrás "a velocidad" ha chocado y se han dado "un porrazo".

Jordi Hernández ha explicado que estaban esperando a subirse en esta atracción nueva, la primera montaña rusa familiar de realidad virtual interactiva de España, como explican desde el Parque, donde se usan unas gafas virtuales para poder interactuar.

"Mientras estábamos esperando, el tren se ha quedado clavado", ha explicado, al tiempo que ha señalado que veían que los trabajadores "no conseguían echarlo para adelante" y que pese a que los operarios estaban dando a los botones, "la cosa no funcionaba". De hecho, ha explicado que su mujer "ha discutido con una" (trabajadora) a la que ha pedido "que parara la atracción".

Según el relato de este testigo, el encargado "ha salido corriendo, se ha metido en la torre de control" y mientras lo hacía, "no ha dado tiempo y ha venido el otro tren por detrás y le ha metido un viaje que no veas".

"Con las gafas la gente no esperaba el golpe y la mitad se ha dejado los dientes o la espalda", ha señalado Hernández, quien ha indicado que hay "un montón de niños" con collarín, porque "nadie esperaba el porrazo". También ha explicado que otros han salido en brazos y que también había personas que estaban siendo atendidas en el lugar.

"El tren se ha quedado parado en la entrada. No han conmseguido echarlo para adelate y el otro ha venido a velocidad y se ha pegado un porrazo", ha insistido Hernández, quien ha indicado que hay un botón de emergencia y que no entienden por qué no lo han apretado si han visto que "no tiraba".

en su opinión, de haber dado al botón de emergencias, la atracción a lo mejor se hubiera quedado colgada y sólo hubiera sido necesaria la intervención de los bomberos, quedándose todo en una "anécdota" en lugar de un accidente.

ATRACCION CERRADA

La montaña rusa ha sido cerrada nada más producirse el accidente, aunque el resto de atracciones del parque continúan funcionando "con normalidad".

El 'Tren de la mina', inaugurado en 2012, es la primera montaña rusa familiar en incorporar gafas de realidad virtual interactiva de España.

La atracción, con una altura de 17,5 metros, tiene un recorrido de 450 metros de largo y casi cien segundos de duración y alcanza una velocidad máxima de 55 kilómetros por hora.

Está dirigida a todos los públicos, aunque para poder montarse hay que tener al menos un metro de altura.