Al Ayuntamiento le gustaría encontrar otro emplazamiento para el Tío Pepe

El luminoso de Tío Pepe de la Puerta del Sol puede acabar en otro edificio

Los propietarios del edificio de Puerta del Sol no quieren que vuelva a la azotea

madrid

| 05.06.2012 - 13:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El luminoso de Tío Pepe que coronaba desde 1936 el edificio del número 1 de la Puerta del Sol de Madrid, retirado el año pasado para facilitar las obras de reforma del inmueble necesarias para instalar una tienda de Apple, podría acabar instalado en cualquier otra azotea de la ciudad. El diario 'El País' publica en la edición de hoy que los propietarios del edificio de la Puerta del Sol no quieren que el histórico luminoso vuelva a la azotea.

El viejo rótulo del Tío Pepe abandonó su puesto de honor en el kilómetro cero, por las obras de remodelación del edificio sobre el que se levantaba. En él se va a instalar, próximamente, una tienda de Apple, y parece que la gran multinacional norteamericana no quiere que el anuncio vuelva al lugar que ha ocupado durante casi 80 años.

La empresa González Byass no ha llegado a un acuerdo con la tecnológica Apple para que el anuncio retorne a la fachada del que ya es su edificio, según han confirmado fuentes municipales, y la alcaldesa, Ana Botella, ha indicado hoy, en una conversación con periodistas tras un acto municipal, que el célebre anuncio puede ir a otro edificio.

Para que eso ocurra es necesario primero que Apple -que nunca ha querido informar de sus intenciones al respecto- no de marcha y que la bodega jerezana llegue a un acuerdo con la propiedad de otro inmueble.

Después, solo restaría que el Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid diera su autorización para la nueva ubicación del luminoso, según han informado hoy fuentes municipales.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha confirmado este martes en un corrillo con periodistas que les gustaría que se encontrara otro emplazamiento para el mítico anuncio de Tío Pepe. Botella ha recordado además que el anuncio está indultado en lo referido a la ordenanza de Publicidad Exterior y que el Ayuntamiento no puede hacer gran cosa para evitar la despedida del Tío Pepe de Sol ya que no puede obligar en modo alguno a la propiedad.

El anuncio de Tío Pepe -una botella con chaquetilla, sombrero y guitarra junto al lema "Sol de Andalucía embotellado"- fue retirado en abril de 2011 de la cubierta del antiguo Hotel París, y González Byass confiaba entonces en que estuviera repuesto en su sitio antes de fin de año, a tiempo para no falta a las tradicionales campanadas de fin de año.

En diciembre, tras constatar que eso no iba a ser posible, la empresa emitió un comunicado en el que manifestaba que su deseo de que el anuncio "no encuentre dificultades para volver a lucir en la Puerta del Sol en un plazo razonable de tiempo".

Este luminoso es uno de los elementos más antiguos de la Puerta del Sol, anterior incluso a la placa del Kilómetro Cero (1950) y la estatua del Oso y el Madroño (1967).

Cuando el Ayuntamiento de Madrid y las bodegas jerezanas celebraron, en mayo de 2010, el "indulto" -que no protección, según han insistido hoy desde el Ayuntamiento- del rótulo, que no tendría que ser retirado en virtud de la nueva Ordenanza de Publicidad Exterior de Madrid tras ser declarado "histórico", el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz-Gallardón, llegó a compararlo con la Torre Eiffel. A su juicio, el luminoso y la torre parisina surgieron sin vocación de permanencia pero acabaron incorporándose "a lo definitivo" y forman parte del paisaje urbano de ambas capitales.

El edificio de Puerta del Sol 1 albergará en su totalidad una tienda de Apple, según anunció el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, en una entrevista con Efe el pasado mes de mayo.

El Plan Especial para el edificio de la Puerta del Sol 1, promovido por la entidad Apple Retail Store Sociedad Limitada, fue aprobado por el Gobierno del Ayuntamiento de Madrid el pasado 29 de diciembre, en la primera reunión presidida por la entonces nueva alcaldesa, Ana Botella.

Tras cinco meses de tramitación, el Plan, que permite dedicar el edificio a usos comerciales y a oficinas vinculadas a esta actividad y regula, además, el régimen de obras para hacer viable esta transformación, fue aprobado definitivamente el pasado 30 de mayo.