Aguirre: "Yo donde me sentiría incómoda es en Cuba, con la dictadura de los Castro"

Participa en Rivas Vaciamadrid en un homenaje a la memoria de Oswaldo Payá

madrid

| 08.05.2013 - 20:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha sido cuestionada este miércoles sobre si se siente cómoda en el Partido Popular, a lo que ha respondido que ella donde se siente "incómoda" o donde se sentiría así es en Cuba, con la "dictadura de los hermanos Castro, coincidiendo con que se encontraba en un acto organizado por el PP de Rivas Vaciamadrid en homenaje al disidente cubano Oswaldo Payá.

"Qué cosas me pregunta usted, yo donde me siento incómoda o me sentiría incómoda sería en Cuba de los Castro donde desgraciadamente me temo muchísimo que nos está pasando a las sociedades occidentales algo parecido a lo que una filósofa alemana decía del nazismo, que estamos banalizando el mal", ha dicho, a preguntas de los periodistas a su llegada al acto. Y es que ha señalado que parece que como esta "dictadura" ya lleva 54 años, primero con Fidel y ahora con Raúl, ésta "es algo normal y que el aplastamiento de los Castro y la tiranía más arcaica del mundo entero es algo natural". "No estoy dispuesta a aceptarlo y por eso hoy honramos la memoria de Oswaldo Payá", ha apuntado.

En este sentido, ha señalado que Payá "quiso por vías pacíficas hacer la transición hacia la democracia" y que "desgraciadamente perdió la vida en un accidente, si es que lo fue". Por ello, ha insistido en que hay que exigir "una investigación internacional e imparcial que dé acceso a las autopsias, al coche involucrado" y que se sepa por qué murió. "Es una obligación de todos", ha concluido.

El acto se ha celebrado en el auditorio del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid, localidad gobernada por IU, donde Aguirre ha sido recibida por una decena de personas que han proclamado gritos a favor del régimen cubano y de la sanidad pública.

En ese momento, Aguirre se ha dirigido a ellos y les ha dicho que Fidel Castro tuvo que ser tratado por un médico de la sanidad pública madrileña que trabaja en el Gregorio Marañón.

Finalmente, la dirigente popular ha accedido al auditorio municipal entre gritos de "viva Cuba libre", con una bandera cubana y haciendo un signo con los dedos de la mano de una ele, un símbolo de la disidencia cubana.