Aguirre visita el centro de escolarización de menores de "El Gallinero"

47 niños se integran en el sistema educativo madrileño tras pasar por un centro especial

madrid

| 23.09.2010 - 14:35 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Ya no hay niños sin escolarizar en el poblado chabolista de El Gallinero, en Cañada Real. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha visitado el centro especial que hace las veces de curso puente para los menores recien llegados de Rumanía y que apenas conocen el castellano. En esta instalación aprenden a leer, escribir y nociones básicas de castellano, además de hábitos básicos de higiene. Una vez superada esta fase se incorporan a los colegios de la red de centros escolares de la Comunidad.

El asentamiento de El Gallinero pertenece a la Cañada Real Galiana. El centro especial está gestionado por la Cruz Roja y uno de sus principales objetivos es que los menores, la mayoría de ellos rumanos, tengan una escolarización a la medida de sus necesidades sociales y educativas y puedan progresivamente incorporarse con garantías a un centro educativo ordinario.

En este centro, 14 profesionales trabajan para ofrecer a los niños y niñas inscritos una atención educativa personalizada, que pasa desde el aprendizaje del castellano hasta normas de higiene, comportamiento y hábitos alimenticios saludables.

El centro, que toma nombre del fundador de Cruz Roja, es el primer proyecto socioeducativo de estas características en la Comunidad de Madrid. La Consejería de Educación financia íntegramente esta iniciativa.

En total, 47 niños del asentamiento chabolista 'El Gallinero' han sido integrados en el sistema educativo madrileño tras pasar por el centro especial 'Henry Durant', gestionado por Cruz Roja y que pretende dar una formación básica a estos jóvenes. Así, de los 47 menores que han conseguido este objetivo, 22 se integraron en el sistema educativo el curso pasado (en 5 centros públicos y 4 concertados), mientras que otros 25 lo han hecho el curso que acaba de empezar (en 3 públicos y 7 concertados).

Se trata de alumnos, todos ellos de origen gitano romaní, que hasta hace dos años no habían pisado un centro educativo, ya que, ni estaban empadronados, ni sus familias habían solicitado plaza.

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, acompañada por la consejera de Educación, Lucía Figar, ha visitado esta mañana el centro Henry Durant, puesto en marcha en 2008 para atender las necesidades educativas de estos niños. Durante su visita, la presidenta ha recorrido las instalaciones del centro y ha charlado con la directora, profesoras y alumnos, a los que ha preguntado su nombre e inquietudes para el futuro.

El objetivo del proyecto busca que tanto los niños como sus familias valoren la importancia de la educación, así como la permanencia de sus hijos en el colegio para que puedan incorporarse con garantías de éxito en los colegios convencionales. Y es que, según informó la directora, los niños no tienen cogida una rutina y es frecuente que falten a clase.

Aguirre ha destacado que casi 50 niños ya asistan a un colegio de la zona, y ha celebrado que en dos años se haya invertido la tendencia en 'El Gallinero'. "Ahora son mayoría los niños que cada mañana cogen las rutas escolares para venir aquí o a su colegio", ha indicado.

El programa se puso en marcha este centro en noviembre de 2008, con el objetivo de escolarizar a un grupo de menores de 'El Gallinero' que no estaban empadronados ni habían solicitado plaza escolar. Tras acondicionar un antiguo colegio público que no se utilizaba, el centro comenzó su andadura con 56 niños (la mayoría menores de 8 años) y una plantilla de 14 profesionales seleccionados por Cruz Roja.

El colegio, ubicado en el distrito de Latina, cuenta con 12 aulas, comedor, laboratorios, gimnasio con duchas y una pista deportiva. Cada año, la Comunidad destina 440.000 euros para cubrir los gastos de funcionamiento y de personal, y subvenciona una ruta escolar para el desplazamiento de los niños desde el poblado.

Este curso hay 76 alumnos matriculados. De ellos, 34 ya estaban el año pasado, mientras que los otros 42 menores son recién llegados a 'El Gallinero'.

PROYECTO SOCIO-EDUCATIVO

Los alumnos del colegio Henry Dunant están organizados por edades. Así, hay dos aulas para atender a los niños de 3 a 5 años, en las que se inicia a los menores en el aprendizaje del castellano, la socialización y los hábitos de higiene. Otra aula es para los niños de 6 a 8 años, en la que se sientan las bases de la lectura, la escritura y las operaciones de cálculo elementales. Finalmente, otra aula está dirigida a los menores de entre 9 y 14 años, que funcionan como un aula de enlace y en la que refuerzan el castellano, la socialización y la lectura y escritura.

Asimismo, el centro organiza jornadas de puertas abiertas a las que asisten las familias de los menores escolarizados para que puedan conocer de cerca las condiciones en las que se encuentran los niños, para así concienciarles sobre la importancia de la escolarización.

Además de los niños de 'El Gallinero', unos 1.000 menores de la Cañada Real (con una población estimada de 40.000 habitantes) están escolarizados en diversos centros educativos públicos y concertados de Villa de Vallecas y Vicálvaro, y de municipios cercanos como Getafe, Rivas y Coslada.

La presidenta ha asegurado que Madrid "es una sociedad abierta, que quiere aprovechar las aportaciones de todos los que deciden vivir entre nosotros, vengan de donde vengan". "Y quiere ofrecerles a todos las mejores oportunidades. Al hacer posible el acceso a la educación de estos chicos, les abrimos la puerta a la mejor de esas oportunidades, la de formarse y educarse en nuestra cultura y en nuestros valores", ha concluido.