Aguirre reclama un rearme programático del PP y no perder las señas de identidad

madrid

| 21.07.2015 - 19:26 h
REDACCIÓN
Más sobre: AguirreSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha apostado hoy por llevar a cabo un "rearme ideológico y programático" de su partido ante las elecciones catalanas y generales y mantener las señas de identidad de los populares.

Así lo ha manifestado Aguirre durante su intervención en el Comité Ejecutivo Regional del PP de Madrid, que ha sido abierta a los medios de comunicación.

La expresidenta de la Comunidad ha dicho que las próximas citas con las urnas -los comicios en Cataluña y las generales- son "trascendentales".

No obstante, ha sostenido que al PP no le debe preocupar perder unas elecciones, sino sus señas de identidad, por lo que ha reclamado que no haya duda de qué es lo que defienden y cuáles son sus principios y valores.

Según Aguirre, debe quedar claro que los populares defienden "la la libertad de los ciudadanos, la propiedad, la vida y la Constitución del 78", además de que admiran a quienes hicieron posible la Transición y están orgullosos de ser españoles.

"Con esos principios, seguro que preparemos las próximas elecciones de la mejor manera posible", ha añadido.

En opinión de la presidenta del PP de Madrid, los comicios generales "se van a dirimir en un marco más ideologizado que nunca", lo que, según ella, "puede ser una de las grandes bazas" del PP.

Aguirre ha explicado que "los demás se van presentar sin saber lo que son y disfrazados de lo que no son".

La también portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid ha instado a sus compañeros de partido a "desenmascarar" a Podemos, una fuerza política que, a su juicio, tiene un proyecto político, pero no lo explica a las claras.

Tras reconocer que Ciudadanos tuvo "un origen admirable" en Cataluña, ha indicado que, al dar el salto a la política nacional, la formación de Albert Rivera "ha acabado por ser un partido socialdemócrata más".

En cuanto al PSOE, Aguirre ha aseverado que "bate todos los récords a la hora del disimulo y el disfraz", ya que sus dirigentes "están obsesionados por alcanzar el poder".

Tras recordar que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dijo que estaba dispuesto a pactar con todas la fuerzas políticas, excepto con el PP y Bildu, Aguirre ha señalado que es "impresentable" que les hayan colocado "a la misma altura que a los voceros de ETA".

Para la presidenta del PP madrileño, el PSOE ha acabado de "bisagra de Podemos".

"Algunos incluso dicen que son la bisagra de Podemos, pero sin ese", ha ironizado Aguirre, quien ha agregado que "los socialistas españoles son como veletas a disposición de colocarse en la dirección del viento para colocarse en el poder".

La expresidenta madrileña también ha acusado a los independentistas catalanes de querer plantear un referéndum de independencia a través de los comicios autonómicos, al tiempo que ha garantizado que el Gobierno "cumplirá y hará cumplir la ley" ante un intento de separación por parte del Ejecutivo catalán.

Aguirre ha abogado por que su partido se reafirme en su lealtad constitucionalista ante el "cariz secesionista", ha dicho, que quieren imponer los partidos soberanistas a las próximas elecciones en la comunidad.

En este sentido, la jefa de la oposición en el Ayuntamiento ha subrayado que el régimen democrático actual es el que "más y mejor" ha reconocido los derechos y el autogobierno de la sociedad catalana, por lo que, en su opinión, no tiene sentido plantear unas elecciones "para demostrar hasta qué punto Cataluña quiere romper con España".

No obstante, Aguirre se ha mostrado abierta a una mejora del texto constitucional siempre y cuando, ha precisado, esa modificación se produzca en un contexto que respete el espíritu de "concordia y

consenso" que impregnó la Constitución del 78.

"Nadie estaba totalmente satisfecho pero todos podían sentirse agusto", ha recordado la dirigente popular.