Aguirre recibe la memoria anual del Tribunal Superior de Justicia de Madrid

La actividad judicial se estabilizó en 2010 pero subió un 33% en lo Mercantil

madrid

| 05.07.2011 - 14:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco javier Vieira, ha entregado a Esperanza Aguirre la memoria anual de este tribunal. El Tribunal Superior de Justicia y la Comunidad de Madrid se han comprometido a colaborar para mejorar la gestión de la Justicia dentro de las competencias que tiene la administración autonómica.

El volumen de asuntos tramitados en los juzgados madrileños en 2010 se estabilizó con respecto a 2009 debido a la crisis económica, que por un lado disuadió a muchos ciudadanos de afrontar procesos judiciales y por otra incrementó un 33% la actividad en los Juzgados de lo Mercantil, debido a los concursos de acreedores.

Así lo ha explicado el presidente el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Francisco Javier Vieira, tras presentar la Memoria anual de esta institución a la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y a la consejera de Presidencia y Justicia, Regiña Plañiol.

Vieira, que no ha querido dar muchos detalles porque presentará públicamente la Memoria el próximo día 7 en la sede del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ha adelantado que el número global de asuntos registrados en los juzgados madrileños en 2010 ha descendido algo más del 1% con respecto a 2009, lo que supone una "estabilización". Ha precisado que este comportamiento se ha debido "en gran parte" a la crisis económica, que por una parte "ha generado la imposibilidad de que mucha gente se haya retraído al acudir a los tribunales".

En general ha descendido la actividad en los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo.

Por otra parte, la crisis ha hecho que se generen "muchos más asuntos" en algunas áreas, como en los Juzgados de lo Mercantil, donde se ha registrado un incremento "muy sustancial", de alrededor del 33%, con respecto a 2009, debido fundamentalmente a un incremento en el número de concursos de acreedores presentados.

También se han incrementado los asuntos derivados de vigilancia penitenciaria.

En lo que se refiere a asuntos penales, Vieira ha avanzado que éstos se estancaron en 2010 con respecto a 2009, aunque se ha contabilizado un incremento en las secciones penales de la Audiencia Provincial.

El presiente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha reconocido que "no se puede decir que haya habido una mejora de la Administración de Justicia" en 2010, ya que "si se incrementa el número de asuntos en trámite de forma global en todas las jurisdicciones, la Justicia no va bien, ni va mejor".

"Tenemos que luchar mucho y con colaboración intensísima de la Consejería de Justicia", ha sostenido, y ha subrayado "el ímpetu" que ha mostrado la nueva consejera del ramo, Regiña Plañiol, durante la reunión de hoy, que según ha dicho "es esperanzador".

Vieria ha sostenido que "es el momento, con la crisis económica actual, de revisar los procedimientos y los sistemas de gestión actuales" para conseguir "el objetivo fundamental" de reducir la litigiosidad en lo tribunales. Para ello ha pedido a la Comunidad de Madrid que revise los procedimientos actuales y mejore "sustancialmente" la gestión del personal.

Por su parte, Plañiol ha destacado "la total sintonía" que hay entre ambas instituciones y ha recordado que la Comunidad de Madrid ha inaugurado 30 nuevas sedes judiciales y ha incrementado el personal de la Administración de Justicia. "Lo que nos queda ahora es profundizar en cómo mejorar la gestión que existe, ya que a disposición de los madrileños tenemos una Administración de Justicia amplia y territorializada, pero hay mucho por hacer para mejorar la organización interna, la gestión, el uso de los medios informáticos, para en definitiva poder ofrecer a los madrileños una justicia ágil que no están recibiendo como ellos esperan", ha concluido la consejera.