Aguirre quiere que se recupere el baldeo de las calles

Porque la limpieza "se está deteriorando a marchas forzadas"

Advierte de que la solución a una tormenta no es "una psicosis colectiva que derive en tala masiva" de árboles

madrid

| 31.08.2015 - 14:47 h
REDACCIÓN

La presidenta del PP de Madrid y portavoz popular en el Ayuntamiento de la capital, Esperanza Aguirre, ha sugerido al Gobierno municipal que recupere el baldeo de las calles porque la limpieza "se está deteriorando a marchas forzadas".

En rueda de prensa posterior a la reunión del grupo municipal popular, Aguirre ha sostenido que la vuelta de una gran cantidad de madrileños a la ciudad como consecuencia del fin de las vacaciones de verano "ha puesto de manifiesto que no solamente no se ha limpiado, sino que la limpieza se está deteriorando a marchas forzadas".

La concejala ha echado la vista atrás y ha recordado que el equipo de Gobierno de Manuela Carmena dijo que se iba a hacer un plan de choque de limpieza y que se haría en los barrios. A su juicio, se han hecho limpiezas "muy encomiables, pero en lugares verdaderamente minúsculos" si se compara con el resto de la ciudad, y ha sugerido que se recupere el baldeo de las calles.

"No es lo mismo barrer que fregar. Las calles necesitan agua", ha defendido la portavoz, quien ha dicho que en este momento los embalses de Madrid se encuentran al 70 por ciento y " es el momento de recuperar el baldeo", bien sea con los hidrantes antiguos o con baldeadoras.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha reclamado este lunes al equipo de gobierno municipal que lidera Manuela Carmena que exija a las empresas de conservación del arbolado urbano que se responsabilicen de posibles daños y ha advertido de que la solución a una tormenta de viento "no puede ser una psicosis colectiva que derive en una tala masiva" de árboles.

En rueda de prensa posterior a la reunión del grupo municipal popular, Aguirre se ha referido a las caídas de ramas de estos días, las últimas de ellas tras la tormenta de ayer por la tarde, y ha advertido de que "la solución ante una tormenta de viento no puede ser de ninguna manera una psicosis colectiva que derive en una tala masiva de árboles".

"No es necesario en la inmensa mayoría de los casos talar árboles. Es suficiente podar las ramas que estén en malas condiciones. No es posible reaccionar a la caída de ramas con la tala del arbolado", ha sostenido la portavoz, quien ha considerado que lo que hay que hacer es garantizar la seguridad vial con la poda de ramas o el apeo de los árboles que sean un peligro para la seguridad vial.

En su opinión, "hay un gran descuido del mantenimiento del arbolado urbano". Por eso, ha pedido al equipo de Gobierno de Manuela Carmena que "se dirija con carácter urgente, inmediato, a las empresas de conservación del arbolado urbano, a las que el Ayuntamiento paga un canon, para exigirles que garanticen la seguridad vial y para hacerles responsables de aquellos daños que se puedan producir a bienes y a las personas".

La también presidenta del PP de Madrid ha considerado que el cuidado del arbolado urbano es "una de las cosas más importantes" que tiene a su cargo un Gobierno municipal y a este respecto, ha indicado que le enorgullece haber sido concejal de Medio Ambiente de este Consistorio y haber dado instrucciones "muy claras para que las empresas dedicadas al cuidado y mantenimiento del arbolado tuvieran la obligación de garantizar en todo momento la seguridad vial".

A este respecto, ha afirmado que tormentas como la de ayer también ocurrían en la etapa en la que ella estaba a cargo de Medio Ambiente. De hecho, ha relatado que "una de las mayores desgracias" que le ha sucedido tuvo lugar como consecuencia de la caída de una rama de árbol sobre una joven de 18 años tras una tormenta. Según ha apuntado, la joven paseaba a su perro cuando se le cayó encima una rama y le dejó tetrapléjica.

"DESCUIDO" EN LA GARANTIA DE LA SEGURIDAD VIAL

Volviendo a la actualidad ha expresado el pronto restablecimiento de los heridos, y ha considerado que la caída de ramas que ha tenido lugar en esta ocasión refleja "un gran descuido de la garantía de la seguridad vial, que corresponde y compete a los técnicos de las empresas de conservación del arbolado urbano".

Preguntada por su opinión sobre una posible remunicipalización de estos servicios, Aguirre ha afirmado que "no es ningún secreto" su opinión sobre la gestión de los servicios públicos. A su juicio, la administración pública está para "regular la prestación de los servicios, garantizar su prestación, inspeccionar que se hace así, pero no para gestionar porque la gestión pública es más cara e ineficaz".

En su opinión, no se puede aprovechar "que el Pisuerga pasa por Valladolid para remunicipalizar un servicio".