Aguirre, por los profesores nativos: "Creo que vamos a pasar a la insumisión"

Envía una carta a Wert pidiendo que los profesores titulados británicos puedan dar clase aquí

Una reivindicación suya desde que se puso en marcha la red de colegios públicos bilingües

Defiende que "los principales responsables de la educación de sus hijos son los padres"

madrid

| 20.04.2012 - 11:14 h
REDACCIÓN

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha conocido este viernes que en los centros privados tampoco se pueden contratar a profesores nativos, una reivindicación suya desde que se puso en marcha la red de colegios públicos bilingües, y ha señalado con una sonrisa que va a tener que pasar "a la insumisión". "La verdad es que creo que vamos a pasar a la insumisión, es que no puede ser", ha dicho la presidenta bajo el aplauso de los asistentes al Congreso Mundial de Educación organizado por ACADE, en el que ha participado este viernes junto a la consejera del ramo en Madrid, Lucía Figar.

La dirigente madrileña ha explicado que en Madrid se encuentran con "resistencias" a sus políticas educativas, y ha puesto, por ejemplo, los "impedimentos" que les "siguen poniendo para contratar profesores nativos". En este punto, ha indicado que este "impedimento" no lo tienen los colegios privados, unas declaraciones que han recibido la respuesta negativa de los docentes.

Los asistentes encabezados por el presidente de ACADE, Jesús Núñez, le han explicado a la presidenta que ellos tampoco pueden contratar a profesores nativos a excepción del Colegio Británico que se rige por otro sistema. Aguirre se ha quedado unos segundos boquiabierta para añadir a continuación: "Me he quedado sin habla". Núñez le ha indicado que está "a punto" de esta insumisión, a lo que Aguirre le ha contestado: "Empieza tú".

La jefa del Ejecutivo madrileño ha explicado que ha escrito una carta al ministro de Educación, José Ignacio Wert, diciéndole que si España está en la Unión Europea, no comprende "por qué los profesores titulados y acreditados en Irlanda y Reino Unido no pueden venir a dar clase aquí". "Me parece alucinante, esto no ocurre en ningún país", ha añadido a continuación, al tiempo que ha apuntado: "¿No se supone que la Unión Europea garantiza la libre circulación de trabajadores por los países de la Unión?".

Aguirre ha añadido que desde el Ministerio ya le han contestado a su misiva, que según fuentes educativas, responde al exdirector general de mejora de la calidad, Xavier Gisbert. Según Aguirre, esta persona, a la que no se ha referido en su discurso, "ha preparado la contestación" y es "alguien" que cuando trabajaba en la Comunidad de Madrid "ya ponía pegas" a esta cuestión. "Por eso, salió (de la Comunidad de Madrid)", ha concluido. Gisbert es ahora director general de Evaluación y Cooperación Territorial en el Ministerio.

LA ESCUELA IGUALITARIA IMPIDE EL PROGRESO DE MUCHOS ALUMNOS

Durante el acto, Esperanza Aguirre, ha indicado que "la escuela igualitaria impide el progreso individual de muchos alumnos" y, "por supuesto, está empobreciendo también al conjunto de la sociedad que se encuentra sin cauces para que los alumnos puedan dar lo mejor de sí mismos".

"Educar en libertad supone respetar" la "peculiaridad". En este sentido, ha indicado que "esa pretensión de que todos han de ser iguales en capacidades intelectuales y profesionales en realidad lo que hace es terminar por impedir el desarrollo de cada uno". "El igualitarimso intelectual y profesional lo que supone es un atentado a las libertades individuales", ha añadido.

En esta línea, Aguirre ha dicho que la educación es la "mejor herramienta" para poder "eliminar las diferencias que provienen del origen social", ha insistido en la idea de que en la organización de los sistemas educativos, "los principales responsables de la educación de sus hijos son los padres", y que esa responsabilidad "les confiere el derecho a elegir la educación".

Así, ha indicado que desde el Gobierno regional ha impulsado diversas reformas en esta dirección como la libre elección de centro con la zona única de escolarización. A su juicio, "esta libertad fomenta la competencia entre los centros escolares y conduce a la mejora de la calidad de la enseñanza".

También se ha referido al Bachillerato de Excelencia puesto en marcha este año y ha lamentado las críticas. "Aspiramos a la excelencia, y eso significa que cada uno desarrolla al máximo sus capacidades", ha indicado, al tiempo que ha señalado que los "dogmaticos del igualitarismo" consideran que esto "es segregar". "Vienen a decir que todos excelentes o mucho mejor, ninguno. Excelentes no podrán ser todos", ha añadido.

Aguirre ha reconocido que ante la mayoría de sus medidas, como la desgravación por los costes en la enseñanza privada, se ha encontrado con una "tenaz resistencia" de la oposición política pero ha asegurado que no la importa porque sus decisiones corresponden a sus convicciones y principios, algunos recogidos en la Constitución como la "libertad de los padres a elegir la educación para sus hijos".