Aguirre nombra director de campaña al portavoz del PP en la Asamblea

Henríquez de Luna dirigirá la campaña de forma general

El responsable del programa será el alcalde de Alcorcón

Aguirre no siente "yuyu" por ningún candidato

Considera "absurdo" ver el Ayuntamiento "como un mini Parlamento"

Cambiará el "rimbombante" nombre de agentes de movilidad por el de agentes de circulación

madrid

| 10.03.2015 - 10:48 h
REDACCIÓN

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha avanzado que el Comité de Dirección de la formación ha nombrado director de campaña para los comicios del 24 de mayo al portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Iñigo Henríquez de Luna.

Ha presidido la primera reunión del Comité de Dirección del PP de Madrid desde la designación, el pasado viernes, de los cabezas de cartel al Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, organismos a los que finalmente aspirarán ella misma y la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, respectivamente.

Henríquez de Luna dirigirá la campaña de forma general e Inmaculada Sanz será la directora de la campaña de Aguirre para las municipales, mientras que Cifuentes designará a otra persona para dirigir la suya de cara a las autonómicas.

En una comparecencia de prensa tras la reunión, Aguirre ha indicado que el responsable del programa será el alcalde de Alcorcón y presidente de la Federación de Municipios de Madrid, David Pérez; y que la directora de Comunidación de la Comunidad de Madrid, Isabel Gallego, ejercerá de directora de Publicidad y Medios.

Además, ha indicado que la concejala en Madrid Eva Durán será directora de interventores y apoderados. Aguirre ha indicado que estará en contacto directo con los ciudadanos a través de un número de Whatsapp -a través de un número diferente al suyo- que atenderá perosnalmente "cuando pueda" y, en su defecto, miembros de su equipo.

El partido realizará el próximo domingo un gran acto de presentación de las candidaturas el próximo domingo en la localidad de San Sebastián de los Reyes, donde además se realizará la puesta de largo de la nueva candidata en el municipio, Eva Tormo.

RUEDA DE PRENSA POSTERIOR

Esperanza Aguirre, ha asegurado que "ninguno" de los candidatos de otros partidos le da "yuyu" y que siente "respeto" por ellos", lo que le ha llevado a esbozar algunas de sus propuestas electorales bajo la idea de que es "absurdo" concebir el Ayuntamiento "como un mini Parlamento".

En la rueda de prensa posterior al Comité de Dirección del PP de Madrid, Aguirre ha defendido que el Consistorio tiene que ser una Administración "modesta, humilde, que ayude al ciudadano, que tenga la ciudad limpia, que esté al servicio del ciudadano". "El Ayuntamiento no puede ser un miniParlamento, es absurdo, sino el lugar en el que nos pongamos de acuerdo en muchas cosas", ha señalado.

Así, ha puesto como ejemplo que el partido que está en sus antípodas, Podemos, seguro que no rechazaría un acuerdo para mejorar los parques. Esto le ha llevado a plantear que "cómo no" se va a alcanzar acuerdos con formaciones más cercanas al PP, como Ciudadanos, Vox y UPyD. "Si lo que me gustaría es que estuvieran en el PP", ha lanzado.

La popular ha adelantado que trabajará para que la Policía Municipal "ayude más a los ciudadanos" y ha adelantado que los agentes de movilidad, si llega a la Alcaldía, "seguirán en sus puestos" y que "la inmensa mayoría, posiblemente todos, son gente estupenda". Se centraría en el servicio de circulación, ha añadido que las multas no tendrán "afán recaudatorio" y que los denominaría 'agentes de circulación' abandonando la nomenclatura actual, "tan rimbombante".

NO SE MOVERIA NUNCA DE MADRID

Otro de los puntos fuertes de su programa será el punto y final a los embrollos burocráticos. "No nos merecemos los papeleos", ha declarado tras recordar que una ley autonómica suprime las licencias y las sustituye por una declaración responsable, avalado por un informe técnico competente, con el correspondiente pago de tasas.

"Confiamos en los ciudadanos, seremos una ciudad business friendly para quien quiera abrir un negocio", ha manifestado después de declararse vecina de la "ciudad más maravillosa del mundo" y de la que no se movería nunca.

La descentralización de los servicios es otra de sus claves, igual que la puesta en marcha de "todas" las medidas en favor de la austeridad. En este punto ha asegurado que el traslado de su despacho si llega a ser alcaldesa a la Casa de Cisneros tendrá "coste cero". Se trasladaría al despacho que hoy ocupa el presidente del Pleno, Angel Garrido.

"NO ES UNA CRITICA A GALLARDON"

Allí se ubicaría su puesto de trabajo "modesta y humildemente", como hicieron los alcaldes anteriores, entre los que ha citado a Enrique Tierno Galván, Agustín Rodríguez Sahagún, Juan Barranco y José María Alvarez del Manzano.

Sí ha querido puntualizar que "no es una crítica" a Alberto Ruiz-Gallardón, el regidor que promovió el traslado al Palacio de Cibeles ya que ella, al frente de la Comunidad, también planteó obras costosas en momentos de pujanza económica y que en tiempos de escasez no se plantearía.

Aguirre ha añadido que si la obra de Cibeles costó tanto (500 millones de euros) es porque, entre otras cuestiones, "hubo que cubrir una calle". Lo que ella promueve es el "respeto a las tradiciones" con la vuelta a la Casa de la Villa, un gesto que dice que ha sido aplaudido por "cientos de mensajes de felicitación" dado, entre otras cuestiones, por la situación de un "Ayuntamiento tan endeudado" como el de Madrid.

Otra de las claves apuntada es que trabajará para que barrios como el suyo, en pleno corazón de Madrid, dejen de aparecer a la vista de madrileños y visitantes como "guetos" por la suciedad. Ha reclamado acabar con los graffitis, que "degradan el ambiente".

Por último, Aguirre ha explicado que se postuló para la candidatura porque no quería que nadie pensara que se "quitaba de en medio" cuando "las circunstancias han empeorado de una manera impresionante". Ahora hace un llamamiento a aquellos que están cómodos con los principios del PP, resumidos en libertad, la vida, la prioridad de bajar impuestos y el imperio de la ley. Ella se ha definido como "liberal y patriota".