Aguirre no da por cerradas las responsabilidades políticas por la trama Púnica

Cree que a Pedro Sánchez se le "debería caer la cara de vergüenza por su actitud contra la corrupción"

Estima que los madrileños dispondrán de 606 euros más este año y de 742 en 2016 por las medidas del PP

madrid

| 30.07.2015 - 13:44 h
REDACCIÓN

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado que "ni mucho menos" da por cerrada las responsabilidades políticas en relación a la trama Púnica y ha justificado la expulsión del exalcalde de Valdemoro José Miguel Moreno, que dijo haberse hecho diputado regional para tocarse "los huevos", por el "daño" que esas palabras hacían no sólo al PP sino también a las instituciones.

Así lo ha manifestado en rueda de prensa tras reunirse con los responsables del área económica del PP de Madrid y en referencia a la decisión del Comité de Derechos y Garantías de aprobar la propuesta de expulsión que planteó la propia Aguirre contra Moreno.

La presidenta del Comité de Derechos y Garantías, Susana Pérez Quislant, calificó de "repulsivo" el comportamiento de José Miguel Moreno, "indigno de pertenecer a un formación política en la que la inmensa mayoría de sus miembros elegidos para desempeñar algún cargo de gestión dedican sus esfuerzos a trabajar con honestidad".

Preguntada sobre si con esta expulsión daba por terminada todas las responsabilidades políticas por la trama Púnica, Aguirre ha dicho que "ni mucho menos" y ha indicado que en el caso del exalcalde de Valdemoro se han conocido unas declaraciones suyas dentro del sumario que justificaban su expulsión por el "daño" que hacía no sólo al PP sino también a las instituciones.

SOBRE PEDRO SÁNCHEZ

Esperanza Aguirre ha replicado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que ella ha actuado contra la corrupción cuando ha habido el "mínimo indicio" y que se le debía "caer la cara de vergüenza" por decir que va a proponer una reforma del Código Penal para que el corrupto pague de su bolsillo, cuando esa modificación ya está incluida por el Gobierno central y él votó en contra.

Además, se ha preguntado que si ella tiene que irse porque el exconsejero de Presidencia Francisco Granados es el cabecilla de la trama Púnica, como sostiene Sánchez, qué tendría que hacer el líder nacional del PSOE por los casos de los ERE y los cursos de formación en Andalucía, que, en su opinión, "multiplican por mil" las cuantías que se manejan en la trama Púnica.

Así lo ha manifestado en rueda de prensa tras mantener una reunión con los responsables del área económica del PP de Madrid y en referencia a las declaraciones del secretario general del PSOE que instaba al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a limpiar el PP y se preguntaba cómo era posible que ella siguiera al frente del PP de Madrid.

La también portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid le ha instado a pronunciarse por el papel de su partido en la trama, sobre todo, en alusión a las implicaciones de la red Púnica en el Ayuntamiento de Parla.

A su vez, le ha dicho que no existe ningún "silencio cómplice", como alude Sánchez, pues ella ha contestado a todas las preguntas que se le han hecho sobre este caso y, además, ha actuado contra implicados en corrupción cuando ha habido el "menor indicio o sospecha". "`Cero contemplaciones contra la corrupción!", ha apostillado.