Aguirre, media vida dedicada a la política

madrid

| 24.04.2017 - 17:39 h

Esperanza Aguirre dimite tras dedicar media vida a la política. Concejala, ministra, presidenta del Senado y primera mujer presidenta de una Comunidad, la de Madrid, hasta que en 2012 la corrupción salpicó a hombres de su confianza y renunció a su cargo. Cuatro años después, dimitió como presidenta del PP madrileño por las mismas razones. Hoy lo hace tras el ingreso en prisión el pasado viernes de su mano derecha, Ignacio González.

Comenzó su dilatada carrera política en 1983 como edil en el Ayuntamiento de Madrid, donde ocupó diversas concejalías hasta que tras las municipales de mayo de 1995 fue nombrada primera teniente de alcalde y portavoz del Ayuntamiento.

Cerrada su etapa en el consistorio, obtuvo el acta de senadora por Madrid en los comicios de 1996, tan sólo dos meses antes de ocupar la cartera de Educación y Cultura en el primer Gobierno de José María Aznar. Como tal, emprendió la reforma de la Enseñanza Secundaria Obligatoria y de los planes de estudios universitarios, y potenció las Humanidades.

Sustituida al frente del ministerio por Mariano Rajoy en enero de 1999, volvió a la Cámara Alta y se convirtió el 9 febrero de ese año en la primera mujer en la historia de España en presidir el Senado, cargo al que renunció en 2002 para encabezar la lista del PP a la Comunidad de Madrid. Aunque su partido fue el más votado no consiguió la mayoría suficiente para gobernar en solitario.

Aunque PSOE e IU alcanzaron un pacto para investir al candidato socialista, la aparición de dos diputados tránsfugas (Tamayo y Sáez) en las filas socialistas obligó a repetir las elecciones el 26 de octubre de 2003.

En esta ocasión Aguirre consiguió mayoría absoluta y el 20 de noviembre fue proclamada presidenta regional, la primera mujer en la historia de España, cargo que renovó cuatro años después.

El 21 de febrero de 2011, anunció que padecía un tumor cancerígeno en un pecho, que le fue extirpado al día siguiente, lo que le apartó durante unas semanas de la actividad pública.

Restablecida, repitió candidatura a la Presidencia en las elecciones autonómicas de mayo de 2011, que ganó con mayoría absoluta.

Permaneció en el cargo hasta el 17 de septiembre de 2012, cuando anunció su dimisión y su retirada de la primera línea política, alegando motivos personales, entre ellos su enfermedad.

Fue sustituida en el cargo por el hasta entonces vicepresidente del Ejecutivo y uno de sus más fieles colaboradores, Ignacio González, que el 26 de septiembre fue investido presidente de Madrid y que la pasada semana ingresó en prisión en el marco de la operación Lezo, donde se investigan irregularidades en la gestión del Canal de Isabel II.

Volvió a la política como candidata a la Alcaldía de Madrid, en las municipales del 24 de mayo de 2015, en las que el PP fue la formación más votada pero sin capacidad para poder llegar a acuerdos de gobierno, lo que la relegó a los bancos de la oposición.

El 14 de febrero de 2016, Aguirre anunció su dimisión como presidenta del PP de Madrid por "responsabilidad política". La renuncia se producía apenas unos días después del registro en la sede del PP de Madrid ordenado por el juez Eloy Velasco para investigar si los pagos de la trama Púnica sirvieron para financiar ilegalmente la formación.

El 20 de abril de 2017, compareció como testigo ante el tribunal que juzgada el caso Gürtel, donde afirmó que desconocía la trama de Francisco Correa y que gracias a sus gestiones se destapó el caso.

A la salida, se confesó "triste" y "conmocionada" con el arresto de su sucesor, Ignacio González, llevado a cabo un día antes con motivo de un presunto caso de corrupción destapado en el canal de Isabel II, y a punto estuvo de derramar algunas lágrimas.

Durante su dilatada vida pública hay varias imágenes que la acompañarán siempre, como el accidente de helicóptero en el que viajaba acompañada del presidente del PP Mariano Rajoy en diciembre de 2005 en la localidad madrileña de Móstoles, en el que salieron ilesos todos sus protagonistas.

O cuando salió ilesa de la ola de atentados terroristas que asolaron la ciudad india de Bombay mientras se encontraba de visita oficial el 26 de noviembre de 2008.

El 3 de abril de 2014, se vio implicada en un incidente en la Gran Vía madrileña con un agente de movilidad, que la recriminó por haber estacionado mal su vehículo, y contra cuya moto colisionó al marcharse de la zona.

El caso fue sin embargo provisionalmente sobreseído, al considerar el juez que no quedó probado que desobedeciera a los agentes ni que lesionara a uno de ellos con su vehículo.

En 2006 se presentó su biografía "Esperanza Aguirre. La Presidenta", escrita por la periodista Virginia Drake. Posee la Banda de Dama de la Orden de Carlos III (1999), la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica (2004), la insignia de Dama Comandante honoraria de la Orden del Imperio Británico (2004) y la Medalla de Honor del Senado (2010).

En abril del año pasado, Aguirre presentó su libro "Yo no me callo", en el que criticaba la "indefinición ideológica" del presidente Rajoy y la falta de renovación interna del partido, a lo que achacaba la caída de votos.

Casada desde 1974 con Fernando Ramírez de Haro y Valdés, conde de Murillo con Grandeza de España, es madre de dos hijos: Fernando y Álvaro.