Aguirre llama a desterrar el negacionismo y no permitir otro genocidio

La Asamblea de Madrid ha acogido, por decimotercer año consecutivo, un homenaje con motivo del Día de la Memoria del Holocausto

La Casa Sefarad-Israel ofrece estos días los testimonios de algunos de los supervivientes

madrid

| 27.01.2012 - 15:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha llamado hoy a desterrar el discurso negacionista del Holocausto judío "y todas sus variantes", porque lo contrario "sería claudicar frente a los que están empeñados en otro genocidio".

La Asamblea de Madrid ha acogido, por decimotercer año consecutivo, un homenaje con motivo del Día de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad.

El acto de este año ha estado dedicado a los "justos" que ayudaron a los perseguidos por el nazismo, y varios niños han leído ejemplos de personas que, poniendo en riesgos sus propias vidas, protegieron a judíos como el diplomático Ángel Sanz-Brinz, que salvó a miles de judíos desde la Embajada española en Hungría.

Aguirre ha subrayado que aunque hayan pasado 67 años de la liberación de Auschwitz, la sociedad no tiene derecho a olvidar un "horror que, a pesar de resultar inimaginable, se perpetró ante los ojos del mundo" y con la "indolencia" de muchos ciudadanos.

Por eso, ha dicho que es "esencial" seguir conmemorando el Holocausto "a modo de vacuna contra la banalización del mal".

"Vivimos en una época de memoria frágil", ha dicho, y ha lamentado que aún haya quienes nieguen el Holocausto y quienes cultivan un antisionismo que quiere la desaparición del Estado de Israel.

"Algunos llegan a equiparar el sionismo a un nuevo nazismo, buscan relativizar el mayor de los crímenes cometidos en la historia de la humanidad. Y no me refiero sólo a residuales grupos fanáticos, sino a Estados que niegan el Holocausto con la perversa intención de perpetrar otro exterminio", ha añadido.

Ha mencionado expresamente al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, como ejemplo de líderes que están "decididos a repetir el genocidio y echar a los judíos al mar".

Por eso, ha pedido "desterrar el discurso negacionista y todas sus variedades, porque lo contrario sería claudicar frente a los que están empeñados en otro genocidio".

Alon Bar, embajador de Israel, ha señalado que el recuerdo al Holocausto permite aprender lecciones de valores humanos, como la responsabilidad que tienen los líderes políticos y las personas con influencia pública para demostrar su rechazo sin matices a cualquier manifestación de odio racial, porque "mirar a otro lado, ignorar actos y declaraciones racistas es un error y es peligroso".

Junto a la educación para respetar y tolerar a las minorías, Bar ha emplazado a las autoridades a defender un sistema judicial que actúe contra el racismo, ya que "la intolerancia promueve la violencia", y ha pedido a la sociedad que no caiga en la indiferencia ante las agresiones racistas.

El presidente de la Asamblea, José Ignacio Echeverría, alertado del riesgo de que el Holocausto pueda "diluirse" o "minimizarse" por parte de las nuevas generaciones, que lo ven como algo "ajeno y lejano", y ha avisado de que el olvido abre la puerta a "sembrar semillas de nuevos odios".

Tras recordar a las víctimas, Echeverría ha reconocido a quienes "se negaron a permanecer impasibles y se rebelaron contra la barbarie", muchas conductas "ejemplares" que "llenan de esperanza", porque demuestran que el hombre alberga en su ser un potencial de "compasión y solidaridad".

Jaime Vándor, superviviente en Hungría y salvado junto a su familia por Ángel Sanz-Brinz, ha pedido que no se olvide lo sucedido porque "lo que ha ocurrido una vez puede volver a repetirse, tarde o temprano", y porque las nuevas generaciones corren el riesgo de pensar en el Holocausto como "una curiosidad histórica o el guión de una película poco creíble".

"La ciencia carece de medios para combatir el mal, pero el conocimiento probablemente se una ayuda", ha concluido.

La Casa Sefarad-Israel ofrece estos días los testimonios de algunos de los supervivientes. Entre ellos, algunos veteranos de la resistencia judía en Francia. Una exposición recoge la vida de la comunidad judía en Polonia antes de la invasión nazi.