Aguirre insta a Interior a cumplir y hacer cumplir la prohibición de la Junta

Los indignados desafían las restricciones de la Junta Electoral y anuncian manifestaciones en Sol durante la campaña

madrid

| 03.11.2011 - 16:42 h
REDACCIÓN

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha instado este jueves a los responsables del Ministerio del Interior a que cumplan y hagan cumplir el mandato de la Junta Electoral de Madrid que prohíbe la ocupación de espacios públicos dedicados a la campaña electoral. Su apaleación coincide con la decisión del movimiento ciudadano de protesta 15-M que habría decidido desafiar las restricciones establecidas por la Junta Electoral de Madrid a la hora de celebrar concentraciones en la Puerta del Sol durante la campaña electoral, "invitando a la ciudadanía" a reunirse el próximo viernes a partir de las 19.00 horas en la emblemática plaza así como a participar en una "manifestación estatal" el domingo 13 de noviembre.

Aguirre, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, era preguntada al respecto. "Cumplir la ley y hacerla cumplir es la principal obligación que tenemos los poderes públicos", ha recordado la presidenta madrileña tras advertir de que el ministro de Interior, Antonio Camacho, y la delegada del Gobierno en Madrid, Dolores Carrión, "tendrán que responder" si deciden "no cumplir" la prohibición de la Junta Electoral.

Este incumplimiento sería, a su juicio, "gravísimo", motivo por el que esperará a ver qué ocurre en las próximas horas o días.

Ha anticipado, no obstante, que si se repiten las ocupaciones de las elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de mayo tendrá que "demandar a los responsables de Interior" para que cumplan y hagan cumplir la decisión de la Junta Electoral.

Sobre la campaña electoral que comienza esta noche, la presidenta madrileña y del PP regional ha considerado que se presenta "con un sentimiento generalizado de la imperiosa necesidad del cambio".

LOS INDIGNADOS DESAFÍAN LA PROHIBICIÓN DE LA JUNTA ELECTORAL

El movimiento ciudadano de protesta 15-M ha decidido desafiar las restricciones establecidas por la Junta Electoral de Madrid a la hora de celebrar concentraciones en la Puerta del Sol durante la campaña electoral y ha "invitado a la ciudadanía" a reunirse el próximo viernes a partir de las 19.00 horas en la emblemática plaza así como a participar en una "manifestación estatal" el domingo 13 de noviembre.

"Ante la prohibición de la Junta Electoral, volvemos a la plaza", asegura la vertiente madrileña del movimiento de indignados en un comunicado publicado en su página web, desde la que informan que "un grupo de personas individuales ha trabajo en la propuesta de invitar a la ciudadanía a reunirse el Sol el viernes para vivir juntas la apertura de la campaña electoral".

Esta concentración, en la que, tal y como explican, "se pueden realizar asambleas, debates electorales no partidistas, explicaciones de las opciones de voto, y cualquier acción que promueva el debate democrático y ciudadano en el espacio público", irá sucedida de "una pegada colectiva de carteles no partidistas", que dará comienzo a medianoche.

Asimismo, los asistentes a la asamblea general celebrada en la Puerta del Sol el pasado domingo decidieron convocar para este jueves otra a las 19.00 horas, también en la céntrica plaza madrileña símbolo del 15-M, para "exponer y trabajar los contenidos que se tratarán durante la jornada del viernes". "Esta acción representa la continuidad de la desobediencia civil colectiva que venimos realizando desde el 15 de mayo. El objetivo es la reflexión ante la campaña electoral que se avecina y las restricciones en el uso de los espacios públicos, que quedan reservados para los partidos políticos negando otras formas de organización y participación democráticas", denuncian.

Por otra parte, la vertiente madrileña del 15-M ha anunciado la celebración el próximo domingo 13 de noviembre de una "manifestación estatal", que en Madrid saldrá a las 12.00 horas de Atocha con destino a la Puerta del Sol, y para la que piden la "máxima difusión".