Aguirre inaugura una residencia para personas con discapacidad en Colmenar Viejo

Una nueva residencia de APMIB ofrece 30 plazas para discapacitados intelectuales mayores de 45 años

Lamenta que el Estado aporte "apenas uno de cada cuatro euros" a los servicios que prevé la ley

Asegura que el 98% de los dependientes ya ha sido valorado y que el 83% ya recibe prestaciones

madrid

| 19.09.2011 - 14:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha inaugurado esta mañana una residencia para personas dependientes en el municipio de Colmenar Viejo. Se trata de un centro moderno y luminoso que cuenta con más de una treintena de plazas residenciales destinadas a la atención de personas con discapacidad intelectual en proceso de envejecimiento prematuro. Esperanza Aguirre, ha lamentado este lunes que, "desgraciadamente", el Gobierno central aporte "apenas uno de cada cuatro euros" a los servicios que prevé la Ley de Dependencia.

Durante la inauguración de una residencia hogar para personas con dependencia intelectual de APMIB en Colmenar Viejo, la presidenta madrileña ha asegurado que, "pese a que la Ley decía que el Gobierno central sufragaría la mitad de los costes, eso por desgracia no ha sido así y apenas aporta uno de cada cuatro euros. El 50 por ciento no se ha cumplido y hoy la Comunidad sufraga el 75 por ciento de la atención a los dependientes", ha reprochado.

La nueva residencia hogar que la Asociación de Empleados de Iberia Padres de Minusválidos (APMIB) ha construido en Colmenar Viejo ofrece 30 nuevas plazas para discapacitados intelectuales mayores de 45 años, que pueden pernoctar en estas instalaciones, donde además participan en actividades de diferente índole. Una treintena de personas pernocta y participa en actividades tanto psicomotrices como de estímulo intelectual.

Durante su discurso, Aguirre ha subrayado el "compromiso" de su Gobierno con este colectivo, que cuenta en la región con más de 50.000 plazas en medio millar de centro. En concreto, Madrid tiene 20.247 plazas de residencia, 11.317 en centros de día, y presta 20.365 servicios de ayuda a domicilio y 17.392 de teleasistencia, además de atender las más de 22.000 solicitudes de prestación económica.

Con estos datos, la Comunidad se sitúa "a la cabeza de la cobertura asistencial del Sistema Nacional de Dependencia, aglutinando una de cada cinco plazas de residencia o de centros de día" que existen en el país. "Probablemente son pocas y hacen falta más, pero son muchas comparadas con otras comunidades autónomas", ha puntualizado.

Además, la presidenta se ha comprometido a seguir atendiendo a los discapacitados y sus familiares con más centros como el de Colmenar. "Queremos seguir cumpliendo nuestro lema de 'la suma de todos', y para eso es muy importante atender mejor a quienes más lo necesitan", ha explicado.

"Seguiremos adelante a pesar de la crisis porque somos conscientes de la angustia de los padres y tutores que ven cómo el discapacitado se hace mayor y piensan 'qué va a ser de él cuando yo falte'. Para eso está la Comunidad de Madrid, para que tengan la tranquilidad de que, aunque haya que quitar de otros sitios a las personas que más lo necesitan las atenderemos siempre", ha añadido.

MAS DE 2,6 MILLONES

Las nuevas instalaciones de Colmenar se levantan sobre un terreno de la APMIB, y en su construcción se han invertido, según Aguirre, más de 2,6 millones de euros. Además, esta asociación recibe anualmente una subvención del Gobierno regional de 2,26 millones de euros.

En este centro cuentan con "los servicios y dotaciones más avanzadas para ofrecer una atención especializada y gratuita a personas con discapacidad intelectual y en situación de dependencia o en proceso de envejecimiento prematuro", para quienes hay 76 plazas.

Además, la APMIB cuenta con 357 puestos de trabajo para discapacitados en un centro específico de empleo. Y todo ello en una iniciativa que "parte de la sociedad civil", ya que la asociación cuenta con la colaboración de la Fundación la ONCE y de la Obra Social Caja Madrid.

Y es que para Aguirre la Comunidad tiene como "prioridad absoluta" atender "con la mayor rapidez y eficacia a los madrileños que más lo necesitan".

En la visita, la presidenta ha estado acompañada del alcalde de Colmenar, Miguel Angel Santamaría; por el presidente de Iberia, Antonio Vázquez; y por el coordinador de Obra Social Caja Madrid, José Guirao.

Este último ha indicado que en la Comunidad de Madrid hay 5.300 personas mayores de 45 años con discapacidad intelectual, cuyos familiares se enfrentan al problema del "envejecimiento" de la población y al reto de quiénes cuidarán de ellos cuando sus familiares ya no estén en condiciones de hacerlo. "Es una emergencia silenciosa, y hacen falta muchas voces para salir de ella", ha dicho Guirao, a lo que Ignacio Treviño, de la Fundación la ONCE, ha añadido que "lo importante no es caminar, sino avanzar, y con proyectos como éste se avanza".

Aguirre asegura qu, desde la entrada en vigor de la Ley de Dependencia, el Gobierno regional ha atendido a "80 personas al día" en el marco de dicha normativa. Actualmente "el 98 por ciento de los dependientes que lo han solicitado ya han sido valorados y el 83 por ciento ya son beneficiarios de las prestaciones" que prevé la ley, bien sean ayudas económicas o acceso a recursos e infraestructuras. Según la Comunidad de Madrid ese porcentaje del 98 por ciento es trece puntos superior a la media nacional.