Aguirre inaugura el Instituto de Psiquiatría tras la reforma del Hospital Clínico San Carlos

Asegura que la atención a los pacientes mentales en la región está garantizada

Forma parte del Plan Estratégico de Salud Mental de la Comunidad de Madrid

madrid

| 14.12.2011 - 14:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, ha dicho hoy que "la atención a los pacientes mentales en la región está garantizada gracias a los psiquiatras, psicólogos, enfermeros, terapeutas, a todos los que trabajan en las unidades de Salud Mental" que hay en Madrid. Así lo manifestado la presidenta al inaugurar las nuevas instalaciones del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Clínico San Carlos, de 4.000 metros cuadrados, que atenderán al año "a 1.000 personas con enfermedades mentales, 40.000 consultas externas y cerca de 4.000 urgencias", ha señalado Aguirre.

La Comunidad "ha decidido dar prioridad e impulsar todos los tratamientos de salud mental y seguiremos haciendo todo lo posible para que la atención a los enfermos mentales no solamente se libere del estigma que muchas veces tiene, sino para que siga impulsando los métodos de investigación y de docencia que aquí están en la primera línea", ha dicho Aguirre.

55 MILLONES DE EUROS EN LA REFORMA

La presidenta ha manifestado su satisfacción de concluir, con estas instalaciones, las reformas que ha llevado a cabo la Comunidad en el Clínico, por un importe cercano a los 55 millones de euros, que han permitido duplicar el espacio dedicado a urgencias y reformar 32.00 metros cuadrados destinados a hospitalización.

La renovación del Instituto forma parte del Plan Estratégico de Salud Mental 2010-2014 de la Comunidad que contempla "los tratamientos más modernos", permite "la libre elección de médicos en Psiquiatría e integra también la Atención Primaria en el seguimiento de estos pacientes", ha continuado Aguirre.

Las nuevas instalaciones son "un paso más y un paso muy importante en la mejora de la salud mental" de los pacientes, con una oferta de 56 camas, 48 de ellas de hospitalización convencional y ocho para estancias breves, y dos hospitales de día con capacidad para 45 pacientes.

El instituto cuenta con 221 profesionales -psiquiatras, psicólogos, enfermeros, terapeutas ocupacionales- que realizan "una importantísima labor docente e investigadora" y que actualmente están formando a 25 alumnos de posgrado.

El director del Instituto es el catedrático Juan José López-Ibor, que según Aguirre es "uno de los psiquiatras más prestigiosos no sólo de España sino también de Europa", y que ha regalado a la presidenta, en nombre de todo el equipo, el libro "Building bridges", de la emperatriz Michiko de Japón.

UN PROYECTO SINGULAR SEGUN LÓPEZ-IBOR

López-Ibor ha defendido que "la salud no es consecuencia del desarrollo, sino que el desarrollo es una consecuencia de la salud", y que invertir en salud "es lo mismo" que hacerlo en educación.

En materia de salud mental "el 50% de la discapacidad a nivel europeo se debe a trastornos cerebrales, de los cuales más o menos dos tercios son trastornos psiquiátricos y un tercio son trastornos neurológicos", según López-Ibor.

Además, "el 30% del gasto derivado de la cronicidad de las enfermedades se debe a trastornos mentales", ha continuado el director, que ha subrayado la "arquitectura singular y terapéutica" del centro, "luminosa, sin rejas, transparente" y en la que "no hay muchos territorios marcados".

Su equipo está desarrollando "un proyecto singular" y "único en el mundo", que engloba la discapacidad, la cronicidad y el estigma, además de la complejidad de los trastornos mentales, que conjugan "factores biológicos, psicológicos y sociales", por lo que hasta ahora se hablaba de "varias Psiquiatrías", según López-Ibor. Se está realizando "una profunda transformación donde no existe nada más que una Psiquiatría", lo que requiere "un nuevo modelo de gestión", basado "en un solo eje: las necesidades del paciente", ha continuado López-Ibor para quien "no hay un solo profesional que pueda atender a todas las necesidades de un esquizofrénico a lo largo de su vida".

Tras alabar la libre elección de psiquiatra, que considera "una gran oportunidad", ya que permite cambiar "profundamente las relaciones con los pacientes", López-Ibor ha regalado a la presidenta, en nombre de todo el equipo, el libro "Building Bridges" (Construyendo puentes), de la emperatriz Michiko de Japón.