Aguirre entrega las llaves de 1.079 viviendas protegidas de alquiler en cinco municipios de la región

Destaca que, en 2010, en la Comunidad se han finalizado más de 12.000 pisos protegidos

madrid

| 22.12.2010 - 14:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha entregado este miércoles un total de 1.079 viviendas protegidas en régimen de arrendamiento ubicadas en Madrid (126), Móstoles (222), Parla (240), Torrejón de Ardoz (114) y Arroyomolinos (377) en la mayor adjudicación de pisos con protección pública llevada a cabo hasta ahora en la región. De estas 1.079 viviendas, un total de 800 pertenecen al Plan Joven de alquiler con opción de compra, otras 29 son en régimen de arrendamiento con opción a compra para madrileños de cualquier edad, y las restantes 250 se adjudican en régimen de alquiler.

Dos terceras partes de las viviendas hoy entregadas (743) han sido promovidas por el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), la promotora pública de la Comunidad de Madrid, y 36 de los pisos hoy entregados están adaptados para ciudadanos con movilidad reducida.

Como en años anteriores, se ha elegido la fecha del sorteo de la Lotería de Navidad para realizar la mayor entrega de llaves de Vivienda Protegida del año. La presidente regional estuvo acompañada por la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño, y por representantes de los cinco ayuntamientos donde se ubican las viviendas, entre otras autoridades.

"La vivienda a la que hoy acceden sus destinatarios es el resultado del esfuerzo y entrega de muchos responsables y profesionales de la Comunidad de Madrid, que han trabajado duro, en estrecha colaboración con los municipios y con la iniciativa privada, para convertir nuestra región en un ejemplo en lo que se refiere a construcción de viviendas protegidas", ha destacado Aguirre.

Además, ha señalado que las viviendas entregadas este miércoles suponen "un paso decisivo hacia la emancipación de los jóvenes", al tiempo que ha apuntado que la Comunidad de Madrid es la región española que más ha incrementado el porcentaje de jóvenes emancipados desde 2003, pasando del 33 al 46 por ciento.

MAS DE 12.000 VIVIENDAS PROTEGIDAS

Durante su intervención, la presidenta ha resaltado la labor realizada por los alcaldes, por el Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) y por los promotores y constructores privados que, a pesar de la crisis económica, siguen apostando por el Plan Joven y por la vivienda protegida en la Comunidad de Madrid. Así, la dirigente regional ha anunciado que en la Comunidad de Madrid, en lo que va de año, "se ha finalizado la construcción de más de 12.000 viviendas con alguna protección", y desde 2003 se han iniciado en la Región más de 130.000 pisos protegidos para todos los madrileños.

"A pesar de las dificultades, en la Comunidad se empiezan a vislumbrar algunos síntomas de recuperación del sector inmobiliario; indicadores como las compraventas de vivienda o la concesión de hipotecas corroboran que Madrid resiste mejor", ha añadido Aguirre. "Hay razones para confiar que el futuro se presenta algo más esperanzador, por lo menos en la Comunidad de Madrid", ha añadido.

DE 310 A 544 POR UNA VIVIENDA CON GARAJE Y TRASTERO

Un total de 800 de las 1.079 viviendas hoy entregadas pertenecen al Plan Joven regional, repartidas entre Parla (240), Móstoles (222), Arroyomolinos (127), Madrid (126) y Torrejón de Ardoz (85). Los jóvenes` adjudicatarios, de hasta 35 años y con unos ingresos anuales de hasta 5,5 veces el antiguo salario mínimo (índice Iprem), pagarán un alquiler mensual de entre 310 y 544 euros por una vivienda de hasta 70 metros cuadrados, con plaza de garaje y trastero incluidos, y con 1 ó 2 dormitorios.

Al cabo de siete años, podrán ejercer la opción a compra descontándose el 50 por ciento de las rentas abonadas, pagando así entre 93.500 y 163.900 euros, según la superficie de la vivienda y su ubicación.

El Plan Joven regional cuenta ya con suelo para edificar 90.000 pisos en 82 localidades de la región, donde vive el 95 por ciento de los jóvenes de la Comunidad susceptibles de beneficiarse de esta iniciativa, según datos de la Consejería de Vivienda.

"Gracias al modelo del Plan Joven, los adjudicatarios han reducido el esfuerzo para adquirir su vivienda hasta situarlo en el 28 por ciento de sus ingresos, por debajo del nivel que recomiendan las entidades crediticias para conceder préstamos", ha agregado.

ALQUILER CON OPCION A COMPRA PARA FAMILIAS

Además de las 800 viviendas del Plan Joven, la Comunidad entregó hoy 29 viviendas en régimen de alquiler con opción a compra construidas en Torrejón de Ardoz para madrileños de cualquier edad, destinadas principalmente a familias con hijos. Estas viviendas tienen de 3 a 4 dormitorios, una superficie útil de entre 102 y 117 metros cuadrados, dos plazas de garaje y trastero.

Los adjudicatarios pagarán entre 711 y 804 euros de alquiler, y al séptimo año podrán ejercer la opción a compra amortizando la mitad de las rentas y por un precio final de entre 214.000 y 242.000 euros, según su superficie.

ALQUILERES DE 186 A 480 EUROS MENSUALES

El Ivima, además de entregar este miércoles 493 viviendas de alquiler con opción a compra, también ha promovido otras 250 viviendas ubicadas en Arroyomolinos de alquiler puro. Estas viviendas son de 1 a 5 dormitorios, con una superficie útil de entre 40 y 103 metros cuadrados, y los adjudicatarios pagarán una renta mensual de entre 186 y 480 euros, según su superficie.

El Ivima, que celebró el pasado año su XXV aniversario, se ha convertido en el mayor promotor de vivienda pública de España, gestionando un parque de 42.000 inmuebles, entre viviendas en alquiler (más de 23.000), plazas de garaje (cerca de 18.000) y locales comerciales (unos 1.000).

Actualmente, el instituto cuenta con más de 15.000 actuaciones en marcha en distintas fases que se destinarán a la ciudadanía madrileña, entre ellas las familias más vulnerables y a diferentes cupos como los jóvenes, los mayores, los discapacitados, los separados y divorciados o las víctimas de malos tratos.