Aguirre dispuesta a pedir una policía autonómica para que se cumpla la ley

Interior replica en Madrid no es necesaria una policía autonómica

Camacho niega que se haya dado instrucciones a la policía de cómo actuar con el 15M

madrid

| 01.09.2011 - 12:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha criticado hoy la actuación del Ministerio del Interior ante las continuas protestas de los indignados y ha afirmado que "a partir del 20 de noviembre cambiará el ministro y el que venga cumplirá y hará cumplir la ley".

"Si el actual Gobierno está decidido a permitir que unos señores privaticen un espacio público y se apropien de un espacio público porque quiere transformar la Puerta del Sol en la Bastilla, nosotros vamos a pedir la policía autonómica", ha dicho Aguirre, confirmando el anuncio hecho en este sentido por el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados.

Aguirre se ha referido así, a preguntas de los periodistas durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, a la intervención del Ministerio del Interior en relación con las concentraciones y marchas no autorizadas de diferentes colectivos, como el 15-M, ya que en su opinión "viola flagrante y directamente" la ley al "ni siquiera identificar a los indignados".

La presidenta se ha sumado a las críticas vertidas por los sindicatos policiales en este sentido y ha asegurado que "a partir del 20-N cambiará el ministro y el que venga cumplirá y hará cumplir la ley, porque esto que está ocurriendo no tiene parangón, no se ha visto nunca".

"¿Cómo se puede consentir que ante manifestaciones sin ningún tipo de cumplimiento de los requisitos legales, que todos tenemos que cumplir, se dé orden a la Policía de que ni siquiera se identifique a las personas responsables de los desmanes?", se ha preguntado.

Ha precisado que algunas de las personas que han participado en protestas convocadas o apoyadas por el 15-M "han humillado, vejado e insultado" tanto a los policías como a peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud, "algunos menores de edad y otros en silla de ruedas".

"Es un comportamiento absolutamente indignante; esto sí que es indignante", ha aseverado, y ha considerado lógico que un sindicato policial -la UFP- plantee este asunto en la Unión Europea, "porque la Policía no puede estar mandada por gente que no cumple ni hace cumplir la ley".

La presidenta ha defendido la actuación de los Mossos d'Esquadra ante algunas de las protestas de los indignados, ya que "cumplieron con su obligación" y así "se acabó la broma".

INTERIOR REPLICA

por su parte, el ministro del Interior, Antonio Camacho, ha replicado hoy a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que "no es una necesidad" la creación de una policía autonómica madrileña tal y como ha reclamado la dirigente popular tras los incidentes con el movimiento 15M. Camacho le ha recordado el actual momento de crisis y le ha recomendado garantizar "los servicios básicos de los madrileños como la Sanidad o la Educación".

El titular de Interior ha defendido la actuación de la Policía en los últimos meses y en concreto en relación con los indignados y durante la visita del Papa al tiempo que ha añadido que tanto la Policía como la Guardia Civil son dos de las instituciones mejor valoradas por los ciudadanos.

Además, Camacho ha negado que desde el Gobierno o desde su departamento se impartieran instrucciones políticas a la Policía sobre cómo actuar con el 15M y ha explicado que todas las decisiones policiales se han tomado en base a criterios operativos.

Para reforzar esta tesis, el ministro se ha referido a la denuncia que este jueves ha cursado la Unión Federal de Policía (UFP) en Bruselas. Según ha dicho Camacho, este sindicato, lo que hace es reclamar instrucciones políticas para la Policía, lo que a su juicio demuestra que hasta ahora no las ha habido.