Aguirre dice que los hospitales privatizados son el "mayor éxito"

Niega que dimitiera por la externalización sanitaria

Afirma que no volverá "de ninguna manera" a la primera línea política

madrid

| 18.12.2012 - 20:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha negado este martes que dimitiese de su cargo como presidenta de la Comunidad porque no estuviera de acuerdo con la externalización de la gestión de los centros sanitarios y ha añadido que, frente a esto, apostar por este tipo de gestión ya en cuanto hospitales ha sido el "mayor éxito" de la sanidad madrileña.

"Qué va a tener que ver mi dimisión con esto", ha exclamado la dirigente en rueda de prensa posterior al Comité de Dirección del PP de Madrid, después de ser preguntada por si abandonó la Presidencia regional el pasado mes de septiembre por los planes que había en Sanidad de privatizar la gestión de algunos centros.

A la pregunta de si se arrepiente de haber apostado por la externalización de la gestión en los hospitales de Móstoles, Torrejón de Ardoz, Valdemoro y la Fundación Jiménez Díaz, ha respondido: "`Pero cómo me voy a arrepentir si es el éxito mayor de la sanidad madrileña el funcionamiento de estos cuatro hospitales!".

A su juicio, estos cuatro hospitales son un "éxito desde todos los puntos de vista", desde la "calidad de la atención", que es "magnífica", a que no tienen listas de espera y está la "eficacia", puesto que se ha conseguido "el menor coste". "Como es un magnifico éxito se ha decidido que no sean estos cuatro sino otros seis (hospitales)", ha indicado Aguirre.

Sobre los encuentros entre Sanidad y los sindicatos, ha afirmado estar "verdaderamente sorprendida" y "muy decepcionada" por el hecho de que los sindicatos asegurasen que tenían propuestas alternativas a las que platea el Gobierno y se hayan encontrado con que el "verdadero ahorro está en la no externalización de la gestión de los hospitales y centros de salud".

"Si no hay externalización, la gestión se deja como está, y ni hay incremento de gasto pero tampoco ahorro", ha dicho Aguirre, quien ha insistido en que "la realidad es que la titularidad pública del servicio de sanidad no implica la gestión mediante funcionarios" y que el servicio que se dé en los centros con gestión externalizada será "universal, gratuita y de la máxima calidad".

"MENTIRAS" PARA "ASUSTAR"

Por eso, la presidente del PP ha indicado que es "mentira" todo lo que se está diciendo "asustando a la gente de que si se externaliza la gestión de este servicio va a resultar que van a tener que pagar o no se va a atender".

En este punto, ha añadido que le ha "escandalizado" escuchar al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, "decir que si la gestión es privada, lo más probable es que no se hagan operaciones delicadas ni se atiendan a los crónicos, olvidando que justamente es al revés".

En este punto, Aguirre ha explicado que, precisamente, si uno de estos hospitales no hace una operación porque "es delicada o de alto coste", la Consejería de Sanidad "les va a cobrar el importe integro de la operación. "Por lo tanto, es mentira, es falso, y la prueba es que en estos hospitales no hay ni una sola queja", ha destacado.

En la misma línea, ha reiterado que le parece "absolutamente impresentable" que por parte de los sindicatos "se quiera utilizar el miedo" que tienen todos cuando se habla de la asistencia sanitaria "para tratar de arrimar el ascua a su sardina" cuando, ha recordado, "muchas veces su trabajo por la tarde es en la privada, y por la mañana en la pública". "Eso no tiene perdón y hay que denunciarlo", ha concluido.

NO VOLVERE A LA PRIMERA LINEA POLITICA

Por otra parte, la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado tajante que no está dispuesta "de ninguna de las maneras" a volver a la primera línea de la política y ha confesado que está muy contenta con su nueva vida y que ha hecho "lo que tenía que hacer", en el momento que ella ha elegido.

"No, no, de ninguna de las maneras", ha sido la respuesta que ha dado Aguirre a los periodistas cuando hoy, después de presidir el Comité de Dirección del PP de Madrid, le han preguntado si pensaba volver a desempeñar algún otro alto cargo o puesto de responsabilidad política en el futuro.

Ha confesado que se siente "muy contenta" con su nueva vida, ocupando un puesto en Turespaña y compaginándolo con la presidencia de los populares de Madrid, aunque ha señalado que le gustaría "tener más tiempo" libre y que procura dormir "seis o siete" horas al día.

Pero por encima de todo, ha dicho que está "muy contenta" de haber hecho "lo que tenía que hacer" y que es "un privilegio" abandonar un puesto como el que tenía -la presidencia de la Comunidad de Madrid- en el momento en que lo ha estimado oportuno y "no obligada por la pérdida de elecciones" u otros problemas.

"Y encima, el presidente de la Comunidad de Madrid (Ignacio González) lo está haciendo de maravilla y sus consejeros sufridores también", ha bromeado la expresidenta regional.

Aguirre ha informado de que en la reunión del Comité de Dirección se había hablado, entre otros asuntos, de la cena de Navidad que reunirá mañana a los populares madrileños en Arganda del Rey y que estará presidida por el jefe del Ejecutivo central, Marino Rajoy.

Preguntada si habrá alguna "sorpresa" en esa convocatoria, ha señalado que no lo cree, aunque a continuación ha añadido bromeando: "no sé... como no sean los mariachis o los 25 euros que habrá que pagar por barba... eso si". EFE