Aguirre avisa a Griñán que quien vigila también es responsable de escándalos

Aguirre pide medidas "radicales" e "inflexibles" para combatir la corrupción

madrid

| 04.07.2013 - 09:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha advertido al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, de que quien vigila también puede tener una "responsabilidad directa" en los escándalos de corrupción.

Aguirre ha replicado de esta forma, en declaraciones a los periodistas, a las críticas que ha recibido el auto de la juez Mercedes Alaya en el que la magistrada investiga los ERE fraudulentos imputa a una veintena de altos cargos y exaltos cargos del Gobierno andaluz.

La dirigente popular, que ha inaugurado la primera edición de la Escuela de Formación Política del PP de Móstoles, ha dicho que todos los partidos tienen que mirar en su interior para ver si han sido "responsables de causar el escándalo y el bochorno entre la ciudadanía".

En este sentido, Aguirre ha recalcado que "muchas veces" puede haber "responsables" que pueden no haber tenido "responsabilidad directa", pero sí "in vigilando".

AGUIRRE PIDE MEDIDAS "RADICALES" E "INFLEXIBLES" PARA COMBATIR LA CORRUPCIÓN

La presidenta del PP de Madrid ha pedido a los dirigentes de su partido que tome "medidas radicales" contra y para prevenir la corrupción, porque es un tema en el que, en su opinión, el partido tiene que ser "más inflexible que nadie".

Aguirre ha hecho esta reflexión en la inauguración de la primera edición de la Escuela de la Formación Política del PP de Móstoles, que será clausurada por el vicesecretario general de Organización y Electoral del partido, Carlos Floriano.

En su alocución a los participantes en la jornada de formación, Aguirre ha remarcado que la corrupción es el "primer asunto" que ocupa las charlas de los ciudadanos y que, en torno a este problema, todo el mundo tiene las cosas muy claras: "No se puede tolerar a los políticos que utilizan sus puestos de responsabilidad para enriquecerse ilícitamente".

Según Aguirre, la corrupción es un fenómeno "demasiado presente" en vida "política" y para los miembros del PP es "triste y duro" ver cómo en su partido "también" aparecen casos de este tipo.

Especialmente, ha proseguido, porque la "incompatibilidad" con la corrupción y la "honradez" ha sido signo de identidad del PP y "clave" en sus victorias electorales de los años 90 tras muchos años de gobiernos socialistas.

Por ello, ha abogado por "ser más inflexibles que nadie en la lucha contra la corrupción" ante los casos de militantes y dirigentes sobre los que hay "claros indicios" de que han utilizado sus cargos para enriquecerse.

Aguirre ha celebrado la elaboración de una ley para asegurar la transparencia en el funcionamiento de las administraciones, pero ha considerado que, además, la lucha contra la corrupción tiene que ocupar un lugar "prominente" en el PP.