Aguirre aconseja a Gallardón vender edificios del Ayuntamiento para reducir la deuda

Insta al Ayuntamiento a "restringir los gastos" ante la crisis "aguda" que atraviesa el país

madrid

| 18.11.2010 - 12:38 h
REDACCIÓN

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha aconsejado al alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, emprender un "gran plan de amortización" en el que sacar a subasta para venta edificios dependientes del Consistorio con el fin de reducir su deuda.

En una entrevista concedida a RNE, la jefa del Ejecutivo madrileño fue preguntada por qué haría ella para enfrentarse a la deuda municipal si fuera alcaldesa. "Haría un gran de desamortización", ha respondido, recordando la que hizo Mendizábal en 1836, "la que se llamó manos muertas y que tuvo consecuencias muy malas para el Patrimonio histórico artístico o para los conventos".

Aguirre ha manifestado que el Ayuntamiento de Madrid "es propietario de muchísimos edificios" que, a su juicio, "habría que sacar a pública subasta y vender", especialmente en momentos de crisis como los actuales.

"No veo por qué las Concejalías tienen que estar situadas en los sitios más caros de Madrid", ha considerado, razón por la que justifica el Plan de desamortización. Aguirre no ha citado ningún inmueble concreto para su venta, pero ha dicho que le consta por su etapa vital en el Consistorio madrileño, que "el patrimonio del Ayuntamiento de Madrid es inmenso".

"Ya se lo dije a Juan Bravo. Le recomiendo que se convierta en Juan Mendizábal. No se lo dije a Gallardón pero se lo dijo ahora también y no veo por qué puede recibir estas cuestiones mal. Estoy segura de que se puede reagrupar la Administración municipal. Todas las empresas lo han hecho", ha apuntado.

La dirigente regional también ha abogado por reducir el espacio dedicado a oficinas públicas porque "hay que pagar a los proveedores" ya que, sino, "las empresas quiebran y la gente se queda en el paro".

Estas declaraciones de Aguirre llegan un día después de la reunión de Gallardón y Zapatero, en la que el jefe del Ejecutivo negó al primer edil la refinanciación de la deuda del Consistorio. Preguntada por este aspecto, la presidenta madrileña ha dicho que lo que le "sorprende" de aquella cita es que Zapatero le haya dicho 'no' al alcalde.

"Zapatero a todo dice que sí. Es bastante raro que diga que no, lo que pasa luego es que no lo cumple. La primera vez que me entrevisté con el señor Rodríguez Zapatero, que fue en agosto de 2004, llevaba 11 asuntos. A los 11 me dijo que sí y luego cumplió uno", ha recordado.

PACTO DE COMPETENCIAS

La jefa del Ejecutivo madrileño ha considerado que en España es necesario que los dos grandes partidos políticos nacionales, y a poder ser los nacionalistas, lleguen a un pacto para determinar qué competencias debe asumir cada administración para evitar que se produzcan duplicidades.

En este sentido, se ha preguntado por qué los ayuntamientos tienen un área de Sanidad y otra de Educación cuando ambas son competencias de la Comunidad Autónoma. En esta materia, se ha mostrado partidaria de que sean los distritos los que gestionen los servicios sociales.

"En mi opinión, quien tiene que ocuparse de los servicios sociales serían las instituciones que están más cerca de los ciudadano, ni siquiera el Ayuntamiento, es decir, en los distritos, que son aquellos cuyas asistentas sociales conocen los problemas que puede haber de exclusión social, cualquier tipo de problema. Entonces los demás, todo ese dinero, transfirámoslo a los distritos y que se ocupen ellos", ha apostado.

Desde su punto de vista, es necesario que haya "voluntad" entre las administraciones para la distribución de las competencias y ha señalado que "la mayoría" de las comunidades autónomas están dispuestas a hacer un nuevo reparto.

Finalmente, ha señalado que es de las personas que piensan que hace falta un nuevo pacto de financiación municipal, pero ha advertido de que si eso significa "más gasto público" en este momento sacar adelante ese sistema "es imposible" por la situación económica que está atravesando España.

AGUIRRE INSTA AL AYUNTAMIENTO A RESTRINGIR LOS GASTOS

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha manifestado esta tarde que "el Ayuntamiento de Madrid tiene que restringir los gastos" porque estamos "en un momento de crisis económica muy aguda", y ha vuelto a insistir en la idea que daba en la mañana de este jueves de "desamortizar" algunos de los inmuebles del Consistorio.

A su entrada al Pleno de la Asamblea de Madrid, Aguirre ha matizado que esa propuesta no tiene por qué ser ni "acertada" ni la "única" posible, pero ha hecho hincapié en que el Ayuntamiento de Madrid "tiene cientos de inmuebles" cuya venta le "podría ayudar a refinanciar la deuda".

No obstante, la presidenta madrileña ha indicado que "no es lo mismo endeudarse más que refinanciar una deuda". "Creo que una refinanciación es algo que el Ayuntamiento de Madrid, como las comunidades autónomas y el Gobierno de la Nación, se debería hacer", ha dicho.

Aguirre ha reconocido que no ha hablado de este asunto con el alcalde de la capital, su compañero de partido, Alberto Ruiz-Gallardón", si bien también ha reconocido que no le ha llamado. Y sobre la situación de su administración, ha recordado que "la Comunidad de Madrid es la única que no ha tenido que presentar un plan de saneamiento y es la que mejor está de todas las comunidades.

En cualquier caso, la presidenta madrileña ha añadido que "lo que tiene que hacer la Comunidad de Madrid es financiar aquellos servicios que son su responsabilidad". En este sentido, ha recordado la necesidad de "un gran pacto nacional" para que las administraciones no se dediquen a los mismos asuntos duplicando o triplicando el gasto.

"Es un despilfarro que no tiene sentido. Cuando éramos un país donde crecía la recaudación, bien; pero ahora se ha acabado la fiesta y hay que apretarse el cinturón", ha concluido.