Aguirre aboga por reducir gastos superfluos en favor de servicios necesarios

Madrid celebra ser la Comunidad con menos déficit, pero no descarta nuevos ajustes

En favor de Sanidad, Educación o Servicios Sociales

En favor de Sanidad, Educación o Servicios Sociales

La oposición dice que el déficit es falso o se ha logrado con excesivos recortes

madrid

| 28.02.2012 - 13:12 h
REDACCIÓN

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, se ha mostrado "convencida" de que para reducir el déficit público hay que recortar los gastos que no sean "estrictamente necesarios" para poder mantener servicios "tan valorados" por los ciudadanos como la Sanidad, la Educación o los Servicios Sociales. Aguirre, que ha inaugurado hoy una exposición sobre los estudios publicitarios Moro, ha hecho estas declaraciones tras hacerse público ayer lunes que Madrid fue la Comunidad autónoma que menos desequilibrio de déficit tuvo el año pasado, un 1,13 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Cuatro años aplicando medidas de austeridad han dado su resultado: Madrid es la única Comunidad Autónoma que cumple con el déficit. Con el 1'13% sólo nuestra región no supera el límite fijado por el gobierno en el 1'3%. El resto de autonomías superan este tope: Andalucía con un 3'22%, Cataluña con un 3'72 o Castilla- La mancha con un 7'3%.

El Gobierno de Madrid supo ver la crisis a tiempo, y fue la primera Administración Pública en aplicar medidas de austeridad ya en 2007, medidas con las que la Comunidad ha ahorrado 2.200 millones de euros. La presidenta ha explicado que desde que se supo que la crisis era "una realidad", su Gobierno ha hecho un esfuerzo constante para reducir gastos y para "recortar allí donde se podía recortar".

Como ejemplo, ha dicho que el Ejecutivo madrileño ha reducido los sueldos de los altos cargos, los coches oficiales o los costes de representación y que desde el principio han asumido el compromiso "de no gastar más de lo que se ingresaba".

A pesar de ello, ha admitido que en las cuentas de la Comunidad de Madrid ha habido déficit y que probablemente en el último cuatrimestre del año haya que "hacer ajustes" provocados por una "muy probable" bajada de ingresos.

Pese a todo, se ha mostrado "absolutamente convencida de que el camino" que deben seguir las Administraciones públicas para reducir el déficit es el de "recortar lo posible los gastos que no sean estrictamente necesarios, precisamente para poder mantener servicios tan necesarios y tan valorados por los madrileños" como la Sanidad, la Educación o los Servicios Sociales.

En este sentido el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano, celebraba los buenos datos de déficit de la región, aunque no ha descartado que se lleven a cabo nuevos ajustes. Manglano ha insistido en que esta cifra refleja el compromiso de Madrid con el equilibrio presupuestario, y ha advertido de que los datos son provisionales y de que habrá que esperar a verano para conocer los definitivos.

Asimismo, el consejero madrileño ha destacado que los ingresos de la Comunidad en el último trimestre del pasado año se mantuvieron planos, por lo que no ha descartado la posibilidad de realizar ajustes, a la vez que ha resaltado que las exportaciones de la región crecieron un 15%.

Respecto a la implantación de nuevos recortes, ha remarcado que las medidas que permiten gastar menos a las comunidades son los cambios normativos nacionales que definen el nivel de gasto de las regiones, por lo que ha solicitado al Ministerio de Hacienda que implante estos cambios.

EL PSM PONE EN DUDA LAS CIFRAS

La oposición ha criticado este martes la cifra de déficit en Madrid (el 1,13%) al entender que es "falsa" y no recoge muchas facturas "ocultas", según el PSOE-PSM. En opinión de IU se ha logrado a base de "recortes brutales", mientras que según UPyD el exceso de prudencia ha dejado mucho dinero sin invertir. Así lo han señalado los portavoces parlamentarios en rueda de prensa en la Asamblea de Madrid, después de que ayer el Ministerio de Hacienda diera a conocer los datos del déficit público, que revelan que la Comunidad madrileña fue la única región que cumplió el pasado año con el objetivo marcado por el Gobierno (1,3% del PIB), al cerrar el ejercicio con un 1,13%. Para el PP, la cifra de déficit madrileño es "motivo de gran satisfacción por el deber cumplido" y ha agradecido a todos los madrileños su "esfuerzo y comprensión".

El portavoz del PSM en la Asamblea, Tomás Gómez, ha asegurado que esta cifra es "falsa", porque "no recoge toda la verdad", y es que, según ha dicho, hay más de 2.390 millones que se han "maquillado" y no se han contado.

Ha citado, como ejemplo, que no se han contabilizado 500 millones de euros en facturas de la industria sanitaria, además de facturas pendientes en materia de formación ocupacional por importe de más de 100 millones, unos 2.000 expedientes de subvenciones en materia de investigación y desarrollo ya concedidos pero aún sin abonar, o más de 500 millones en concepto de material sanitario.

En todo caso, para Gómez esta cifra del 1,13% no puede ser buena cuando la propia Esperanza Aguirre "defiende el déficit cero", y durante los años de su gestión el déficit acumulado supera los 7.000 millones.

Gregorio Gordo, portavoz de IU, ha señalado que la cifra del déficit de Madrid tiene una explicación clara, y es que se ha logrado "a base de recortes brutales" en derechos y servicios a los ciudadanos. Como ejemplo de ello, el portavoz de IU ha señalado que en los últimos años hay más hospitales en la región, pero hay menos médicos y enfermeras, y también hay menos docentes en las aulas.

Ha criticado que el Gobierno regional "se haya permitido el lujo de regalar 19.000 millones de euros" a las mayores rentas a través de exenciones fiscales, y ha afirmado que aunque Aguirre quiera vender la cifra del déficit "como una de sus mayores conquistas", la "realidad social es radicalmente distinta", con cerca de un millón de personas en el umbral de la pobreza.

El portavoz de IU ha considerado que los datos del déficit en el conjunto del país son el resultado de una política económica "equivocada y fracasada", por parte de los Gobiernos del PSOE y del PP, que durante la etapa de bonanza económica impulsaron una "suerte de orgía fiscal" con exenciones que, ahora, hacen que sea mucho más difícil salir de la crisis.

UPyD, a través de su portavoz Luis de Velasco, ha considerado que haber cumplido el objetivo de déficit en Madrid está "bien", pero ha criticado que el Gobierno regional haya sido "demasiado virtuoso" al cerrar las cuentas con un 1,13% de déficit cuando el Ejecutivo central marcó un 1,3%. Y es que, según De Velasco, cada décima menos de déficit supone 200 millones de euros que se dejan de invertir.

No obstante, el portavoz de UPyD ha coincidido con Gómez en que habrá que esperar a ver si existen pagos pendientes de contabilizar o facturas guardadas, y ha puesto como ejemplo el caso del SERMAS, un "terreno desconocido" que no deja saber si hay gasto acumulado.

Respecto al 8,5% de déficit del conjunto del país, De Velasco ha remarcado que esta cifra pone de manifiesto que la situación del Estado autonómico es "insostenible", y ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que "actúe de manera decidida y radical" para controlar el gasto.

Íñigo Henríquez de Luna, desde el PP, ha afirmado que la cifra de déficit madrileño es "motivo de gran satisfacción por el deber cumplido", y más teniendo en cuenta que ha mejorado la imposición del Gobierno central. Henríquez de Luna ha agradecido a todos los madrileños el "esfuerzo y comprensión" que, según ha dicho, están demostrando ante las "medidas difíciles de ajuste económico" que está adoptando el Ejecutivo regional, y ha recordado que pese a estos ajustes los servicios públicos no han dejado de crecer y de mejorar durante este periodo.