Agreden a una transexual en un bar de barrio de Tetuán

El PSOE insta al Ayuntamiento a abrir la oficina contra la discriminación y odio

Arcópoli exige a las instituciones la implicación contra los delitos de odio

El subdelegado del Gobierno insta a denunciar los delitos de odio

Policía Nacional

madrid

| 11.08.2015 - 15:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una mujer transexual fue insultada y brutalmente golpeada en el pasado fin de semana en el madrileño de Tetuán por su identidad de género, ha informado la Asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales, Bisexuales y Heterosexuales de las Universidades Politécnica y Complutense de Madrid (Arcópoli).

El sábado 8 de agosto, en torno a las 6.00 horas, una joven transexual entró en un local de comida rápida en la calle Marqués de Viana, en el madrileño distrito de Tetuán, y cuando el empleado del local le dijo "pase señorita", un chico exclamó que no era una "señorita" sino un "maricón". Ella se quejó y recibió un golpe en la cabeza que le hizo caerse al suelo.

La joven recibió gritos e insultos de "maricón", "travelo", "puta" y "travesti" mientras siguió siendo golpeada y apaleada. Los amigos del agresor le jalearon y se rieron de la paliza ante la pasividad del resto de testigos. Finalmente, cuando la joven pudo zafarse, se fue y llamó a la Policía que acudió e identificó al agresor.

Posteriormente, la víctima se puso en contacto con Arcópoli, que la acompañó hasta el hospital, pues tenía miedo de salir de casa. En el parte médico no se apreciaron fracturas ni hematomas importantes salvo la hinchazón en la sien del golpe asestado en la cabeza. No obstante, el lunes tuvo que volver al hospital por un dolor fuerte.

Al día siguiente, la asociación acompañó a la víctima a interponer la denuncia a la brigada de información en la Comisaría de Moratalaz, específica en delitos de odio.

EL SUBDELEGADO DEL GOBIERNO INSTA A DENUNCIAR LOS DELITOS DE ODIO

El subdelegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Luis Martínez-Sicluna, ha dicho que es "esencial" denunciar los delitos de odio porque si no "los cuerpos de seguridad del Estado no pueden actuar" ni perseguirlos. "De lo que se trata es de que las personas que comentan estos actos sean localizadas, identificadas y puestas a disposición judicial", ha declarado a los medios en una visita al Centro de Vacunación Internacional.

Además, ha mostrado su "repulsa más enérgica por este tipo de comportamientos" y ha recordado que desde la Delegación del Gobierno y por parte de la Jefatura Superior de Policía de Madrid existe un protocolo especial por el que se presta atención a todos estos "sucesos reprobables".

El subdelegado ha hecho estas declaraciones el mismo día en que una mujer de 26 años ha presentado una denuncia en la comisaría de Moratalaz sobre una agresión que supuestamente sufrió la madrugada del pasado viernes en el distrito de Tetuán por su condición de transexual.

ARCÓPOLI EXIGE A LAS INSTITUCIONES LA IMPLICACIÓN CONTRA LOS DELITOS DE ODIO

El colectivo Arcópoli ha exigido a las instituciones medidas y su implicación directa contra los delitos de odio, después de que una mujer haya denunciado una supuesta agresión ocurrida el pasado viernes en el distrito de Tetuán por su condición de transexual.

Esta mujer, de 26 años, entró en un local de comida rápida de la calle Marqués de Viana y, "cuando el empleado le dijo pase señorita, un chico exclamó que no era una señorita sino un maricón", según ha relatado la asociación estudiantil LGTB Arcópoli en un comunicado.

A continuación, dice el colectivo, la joven "recibió gritos e insultos de maricón, travelo, puta y travesti mientras era golpeada y apaleada" y, cuando pudo zafarse llamó a la policía, que acudió e identificó al agresor.

Posteriormente, la supuesta víctima se puso en contacto con Arcópoli, que la acompañó hasta el hospital, "pues tenía miedo de salir de casa".

En el parte médico no se apreciaron fracturas ni hematomas importantes salvo la hinchazón en la sien del golpe asestado en la cabeza, según ha explicado la asociación LGTB.

El colectivo ha explicado que este "lamentable suceso" se une a la "precaria" situación que padece la población LGTB y ha recordado que en el último año los delitos de odio en la Comunidad de Madrid "han crecido de forma exponencial", por lo que ha exigido un plan de choque para luchar contra esta problemática.

"Las instituciones madrileñas han de remangarse e implicarse contra esta lacra o seguirá avanzando", ha subrayado el coordinador de Arcópoli, Yago Blando. EFE

EL PSOE INSTA AL AYUNTAMIENTO A ABRIR LA OFICINA CONTRA LA DISCRIMINACIÓN Y EL ODIO

El PSOE ha instado al Ayuntamiento de Madrid a que ponga en marcha la oficina municipal contra la discriminación y los delitos de odio, después de la agresión que sufrió una mujer transexual el pasado viernes en el madrileño barrio de Tetuán. Así lo ha comunicado el Grupo municipal Socialista en Madrid que se ha dirigido a la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, para que ponga un servicio municipal para "erradicar agresiones" de este tipo.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento, Purificación Causapié, ha recordado que esta propuesta fue respaldado en el pleno de julio por el equipo de Gobierno y que incluye un Plan de Convivencia y Tolerancia.

Causapié ha indicado que este tipo de agresiones se asemejan a la violencia de género al denunciar solo un 10 por ciento de las víctimas y se ha basado en los datos del Ministerio del Interior para todo el territorio nacional. La mujer transexual que fue agredida el pasado viernes ha interpuesto una denuncia hoy y cuenta con el apoyo "social e institucional", ha asegurado Causapié.

El Grupo Municipal Socialista propuso la creación de la oficina "en caso de un repunte de este tipo de delitos" en el pleno del Ayuntamiento de Madrid y obtuvo el voto a favor de los concejales de Ahora Madrid, mientras que el Partido Popular votó en contra.

El Grupo Municipal Socialista tiene previsto que el Plan de Convivencia y Tolerancia, que velaría por "la prevención y sensibilización social", se ponga en marcha en un plazo de seis meses, así como la inclusión de apoyo psicológico a las víctimas de los delitos de odio.