Activado el nivel de precaución por ola de calor en la Comunidad de Madrid

madrid

| 01.07.2013 - 12:02 h
REDACCIÓN
Más sobre: SolSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid ha activado para este lunes el nivel de alerta 1 o precaución por ola de calor en la región, según informa la Administración autonómica en su página web Se trata de la primera alerta que la Consejería activa este verano tras la puesta en marcha del Plan de Prevención de los Efectos del Calor sobre la Salud de la Comunidad de Madrid, vigente desde el pasado uno de junio y hasta mediados del septiembre.

Este lunes está previsto que se alcance una temperatura máxima de 35 grados, dos grados más que ayer, teniendo en cuenta la media aritmética de las temperaturas que se prevén registrar en las estaciones de Barajas, Cuatro Vientos, Getafe y Retiro.

Según las previsiones que se manejan para esta semana, las temperaturas máximas irán en aumento, llegando a los 35,3 grados este martes y por encima de los 36 el miércoles y el jueves y de 37 el viernes, lo que provocaría la activación de un segundo nivel de alerta (alto riesgo).

Ante este incremento de temperaturas, los servicios de Emergencia de la Comunidad de Madrid establecen una serie de recomendaciones a la ciudadanía, que insta a informarse previamente de las previsiones meteorológicas.

Asimismo, recomienda no salir a la calle durante las horas más calurosas del día, y que en el caso de hacerlo, cubrirse la cabeza con un sombrero o una gorra, así como andar por zonas de sombra mientras sea posible.

En este sentido, sugiere llevar ropa adecuada, prendas ligeras y de tejidos naturales, llevar una botella de agua para conseguir una adecuada hidratación, y no realizar ejercicios físicos ni actividades que supongan un esfuerzo físico. En casa, Emergencias 112 insta a evitar las comidas copiosas y de difícil digestión.

Por último, llama la atención a prestar una mayor vigilancia en aquellas personas de más de 65 años y en los niños pequeños. Concretamente, la Consejería de Sanidad ha recordado en un comunicado la conveniencia de que los mayores mantengan una adecuada hidratación, ingiriendo al menos litro y medio de agua, aunque no se tenga sed y evitar salir a la calle en las horas de calor. También aconseja, en general, que no se realicen deportes intensos en las horas de calor.

Además, recuerda que en caso de que se esté tomando algún medicamento y el paciente percibe síntomas no habituales, consulte con su médico o enfermera del centro de Salud. La Consejería insiste en que ante cualquier emergencia causada por el calor, el ciudadano debe solicitar ayuda en el teléfono 112.

NIVELES DE ALERTA

El Plan incluye este año la posibilidad de recibir a través de mensajes SMS información cuando se produzcan alertas de calor. Los interesados se pueden suscribir a este servicio gratuito a través de www.madrid.org/calorysalud al igual que a la recepción de información a través de correos electrónicos

En la página web, la Consejería de Sanidad incluye, de lunes a viernes, un Boletín de Temperaturas que informa mediante iconos en forma de sol del nivel de riesgo junto con las temperaturas máximas previstas para cinco días.

La Comunidad de Madrid establece diariamente los niveles de alerta. El nivel cero o nivel verde indica situación de normalidad. El nivel I, amarillo o nivel de precaución se refiere a temperaturas máximas previstas hoy y en los próximos cuatro días iguales o superiores a 36,6 e inferiores a 38,6 grados centígrados con una duración que no supere los tres días consecutivos.

El nivel II, nivel rojo o de alto riesgo se activa con temperaturas superiores a los 38,5¦ o bien cuando se registran cuatro o más días consecutivos con valores superiores a los 36,5¦ situación en la que nos encontramos hoy uno de julio.

El Plan de Prevención se dirige a la población más vulnerable a los efectos del calor, que son los mayores, las personas con enfermedades cardiovasculares o respiratorias y los niños. En este grupo se incluye a los mayores que viven solos, con escaso apoyo socio-familiar, enfermos o con situación socio-económica desfavorecida. También por su vulnerabilidad, se dirige a la protección de los menores.