Absueltos de falso testimonio dos de los asesinos de Sandra Palo

Sandra Palo (archivo)

madrid

| 15.06.2012 - 10:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Juzgado de lo Penal número 1 de Madrid ha absuelto del delito de falso testimonio a dos de los jóvenes que fueron condenados en 2003 por la violación y asesinato de Sandra Palo y que fueron juzgados por mentir ante un tribunal. Así lo han informado fuentes jurídicas, que han confirmado que el tribunal ha atendido la petición de la defensa de Ramón S.J. y Juan Ramón M.M., conocidos como 'los Ramones', que solicitó su libre absolución, y que la familia de Sandra Palo, que pedía para cada uno ellos tres años de cárcel y una multa de 1.800 euros, recurrirá la sentencia.

El pasado 22 de marzo la Fiscalía rebajó de tres años de cárcel a una multa de 6.000 euros la petición de pena para los dos jóvenes, acusados inicialmente de los delitos de falso testimonio y desobediencia grave durante su testificación en 2005 en el juicio al único mayor de edad implicado en el crimen, Francisco Javier A.L., 'el Malaguita'.

En la vista, celebrada en el Juzgado de lo Penal número 1 de Madrid, ambos se acogieron a su derecho a no declarar pero la acusación particular, que representa a los padres de Sandra Palo, mantuvo su petición de tres años de prisión y una multa de 1.800 euros para cada uno de ellos.

Sin embargo, la fiscal retiró el delito de falso testimonio y desobediencia y sólo mantuvo que ambos cometieron contradicciones el 25 de enero de 2005, cuando declararon como testigos en la Audiencia Provincial en el juicio a 'el Malaguita'.

Los dos procesados, que junto con Rafael F.G., alias 'el Rafita', fueron los tres menores que participaron en el asesinato de Sandra, respondieron en el juicio a 'el Malaguita' con "las coletillas" de "no me acuerdo" y "declaro lo que ya declaré", mientras que en un juzgado de menores sí se reconocieron autores del crimen.

Por su parte, los abogados de los acusados, que ahora tienen 25 años, pidieron su libre absolución al considerar que en la Audiencia madrileña "simplemente contestaron de forma subjetiva" a las preguntas que les hicieron.