Absueltos cuatro acusados de quedarse con 3 millones de euros de la Lotería sin repartirlo

Juicio por un boleto de Lotería

madrid

| 11.03.2015 - Actualizado: 16:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a los cuatro acusados de quedarse con 3 millones de euros de la Lotería sin repartirlo con otros diez que jugaban el mismo número. Así consta en una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, en la que la Sección 30 al quedar probado en el juicio que el reparto de los décimos se hacía de forma aleatoria, pero no así el reparto de las fracciones, una de las cuales recibió el premio especial.

Los magistrados concluyen que en el presente caso no existía un título jurídico que permitiera afirmar la posesión del número premiado con la obligación de compartir el premio, por lo que no puede hablarse del delito de apropiación indebida por el que el Ministerio Público solicitaba una pena de seis años de prisión para cada uno de los acusados.

El fiscal solicitaba una pena de seis años de prisión para cada uno de los acusados. Según el representante del Ministerio Público, los procesados estaban abonados y jugaban cada semana, desde el año 1996, al número 49.032, junto con otras diez personas más.

Así, el 10 de agosto de 2002 el citado número resultó premiado con casi tres millones de euros, y Pilar O. G. se puso en contacto con los otros tres acusados para cobrar íntegramente la cantidad, burlándole el premio al resto de participantes. Los afectados iniciaron un proceso judicial para recuperar el dinero, y en el año 2009 un juzgado les dio razón y obligó a los procesados a abonar la parte que correspondía a cada uno.

Sin embargo, durante ese tiempo, los acusados, para hacer infructuosos los derechos de los demás partícipes, habían procedido a disponer por completo del dinero obtenido en el premio, haciendo imposible el embargo al carecer de bienes algunos.