Absuelta la mujer que mató a su anciano padre de un disparo en la cabeza

(archivo)

madrid

| 15.02.2013 - 13:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Audiencia de Madrid ha dictado hoy la absolución de la mujer de 64 años que mató de un disparo en la cabeza a su anciano padre, mientras cenaba en su casa de Villaviciosa de Odón (Madrid), debido a su situación de alcoholismo crónico y a que había consumido mucho alcohol y psicofármacos.

El tribunal ha acordado la custodia familiar de la parricida por un periodo de tres años y la privación del derecho a la tenencia de armas por un periodo de cinco años.

La sentencia considera probado que el 26 de mayo de 2011, sobre las 21:30 horas, la acusada se encontraba en su casa con su padre, de 90 años, y mientras éste cenaba sentado en un sillón del salón, se acercó a él y le disparó en la cabeza a corta distancia con un revólver, lo que le causó la muerte.

La acusada, que sufre alcoholismo crónico, había consumido bebidas alcohólicas y tomado benzodiacepinas debido a su transtorno ansioso-depresivo.

Tras los hechos, según los informes periciales, la autora del parricidio arrojó una tasa de alcohol de 2,33 gramos por litro de sangre y se deduce que presentaría una tasa de entre 2,74 y 2,95 en el momento del disparo.

De acuerdo con lo declarado probado por el Tribunal del Jurado en su veredicto, los hechos son constitutivos de un delito de asesinato con la alevosía de parentesco, si bien hay que aplicar la eximente de embriaguez dado que en la acusada "se encontraba en estado de intoxicación plena por alcohol y psicofármacos que le impedía comprender la ilicitud de hecho o actuar conforme a esa comprensión".

Los magistrados han tenido en cuenta el informe forense que determinó que en el momento del crimen la mujer estaba "en un situación de grave intoxicación" que provocaba "una grave afectación de sus facultades cognitivas y volitivas de tal forma que la conducta homicida habría estado condicionada o motivada por su estado psicopatológico en ese momento".