Siete de cada 100 menores de entre 12 y 14 años sufren acoso en internet

El defensor del Menor lanza una campaña contra el acoso a través de Internet

sociedad

| 04.10.2011 - 12:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Siete de cada 100 menores de entre 12 y 14 años sufren acoso en internet y la Comunidad de Madrid pone en marcha una campaña para evitarlo. Freno y tolerancia cero contra el ciberbullyng. El defensor del Menor, Arturo Canalda, ha presentado una campaña publicitaria que se llevará a cabo en las instalaciones de Metro de Madrid y en las pantallas de los trenes para concienciar a los ciudadanos, especialmente a los más jóvenes, sobre el acoso a través de Internet, conocido como "ciberbullying".

Canalda, acompañado por el consejero madrileño de Transportes e Infraestructuras, Antonio Beteta, ha explicado que la campaña consta de seis vídeos de 40 segundos que se emitirán durante el mes de octubre en las casi 200 pantallas de la red de Metro, y de cartelería que se ubicará en más de 120 estaciones.

La iniciativa alerta sobre los peligros de sufrir acoso escolar a través de las redes sociales, y aconseja a los padres sobre cómo actuar para reducir la vulnerabilidad de los más pequeños en Internet.

El defensor del Menor de la Comunidad de Madrid ha dicho que sólo hay unos tres casos graves de acoso escolar en la red al año y ha indicado que hay que ser cuidadoso con lo que se sube a Internet, y también con el tiempo que pasan los niños solos ante el ordenador.

Canalda ha señalado que hay que enseñar a los niños a respetar la privacidad de sus compañeros y que los padres deben aplicar perfiles de seguridad en los ordenadores que usan sus hijos.

Por su parte, Beteta ha destacado la importancia de campañas como esta, pues "los más jóvenes están especialmente desprotegidos frente a determinados usos de Internet, ya que el carácter confiado y abierto propio de la infancia y la adolescencia puede convertirlos en presas fáciles para determinadas prácticas delictivas". "Los jóvenes son nuestro futuro y tienen que contar con todos los instrumentos necesarios para no sentirse atacados ni amenazados", ha concluido el consejero.