60 años de la piscina de Puerta de Hierro, la 'playa' más grande de Madrid

madrid

| 21.08.2016 - 18:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La piscina del parque deportivo Puerta de Hierro, la más grande de la región, cumple 60 años en los que, además de ser la principal 'playa' de la capital por la que pasan al día miles de personas, se ha convertido en un centro deportivo con actividad durante todo el año.

El director del centro, Emilio García, explica en una entrevista con Efe que esta enorme piscina de casi 300.000 metros cuadrados que hoy forma parte del Parque Deportivo Puerta de Hierro tiene su origen en el año 1955.

Comenta Emilio García que fue el dictador Francisco Franco quien durante un paseo por la zona sugirió a uno de sus ministros, Oriol Ruiz, construir una gran zona de baño para los madrileños que en aquél entonces se desplazaban hasta la antigua carretera de El Pardo, en la actual M-30, y "se bañaban en el río sin ningún control ni zonas adecuadas".

"Efectivamente se hizo la zona de baño en los años 50 en el río, y luego, posteriormente, ya se hizo la piscina que está actualmente en uso", prosigue García.

Por aquél entonces la piscina tenía un campo de hierba, dos de tierra, unas pistas de tenis y un frontón descubierto.

Las obras las realizaron los prestigiosos arquitectos de la época Manuel Muñoz Monasterio y Francisco de Asís Cabrero, que convirtieron la piscina en la mayor de Europa al aire libre. Y fue un éxito de público.

En el año que Emilio García entró a formar parte del Parque Deportivo de Puerta de Hierro, 1986, se llegaron a bañar un sábado o domingo "cerca de 12.000 personas", aunque eso no es nada comparado con las cifras que sus compañeros le llegaron a contar de tiempos atrás, con días de hasta 30.000 bañistas.

Aquel 1986, la campaña de verano se cerró con 225.000 bañistas, a años luz de las 70.000 personas que se sumergieron en sus aguas en 2015, un descenso que se explica por la evolución y crecimiento de Madrid.

"Los municipios no tenían instalaciones, ahora las urbanizaciones tienen sus propias piscinas y ya no hay tanta demanda", explica.

La actividad del centro también ha cambiado: cuando Emilio García llegó al Parque Deportivo en el año 1986 no había apenas actividad después de la campaña de verano, pero poco después comenzaron a ofrecerse cursos deportivos por parte de la Comunidad de Madrid y las federaciones que firmaron convenios con la Administración desde el año 2001.

Durante el curso escolar, la Comunidad ofrece 'Sábados deportivos' (edades de entre 6 y 13 años) donde los niños realizan desde piragüismo hasta tenis, golf, o kárate.

En verano, el Parque Deportivo ofrece los 'Campus de verano', donde los chavales están entre las 9.00 y las 17.00 horas jugando a tenis, padel, boxeo, judo, kárate, golf, fútbol, balonmano o sencillamente sumergiéndose en el agua.

La piscina también se utiliza después de la temporada de verano gracias a la modalidad de kayak-polo, que ha traído a estas instalaciones incluso campeonatos de Europa, además de ser sede de las federaciones de Golf, Pádel, Piragüismo, Pelota, Rugby y Tiro con arco.

Incluso Saúl Craviotto, reciente campeón olímpico en piragüismo K2 200 metros, tuvo durante un tiempo licencia con la Federación de Piragüismo de Madrid, que entrena en esta piscina que ayuda a los madrileños a sobrellevar el calor veraniego desde hace 60 años.

.