Madrid se echa a la calle en la Rock'n'Roll Maratón

Castillejo: "He disfrutado como un niño"

Etiopía reconquista el maratón de Madrid 19 años después con Bonsa Dida

El maratón de Madrid deja 137 personas asistidas, siete de ellas graves

madrid

| 23.04.2017 - 12:23 h

La 40 edición del Rock'n'Roll Madrid Maratón se ha celebrado este domingo con la participación de 37.000 participantes entre las tres pruebas convocadas. Las distancias son 10 kilómetros, el medio maratón y el martón con salida en la Plaza de Cibeles y llegada al Parque del Retiro, sobre un recorrido que ha vuelto a combinar el espectáculo musical con la carrera pedestre y llevando el estandarte de "Madrid Capital de Paz".

Un total de 37.000 participantes entre las tres pruebas convocadas, 15.000 de ellos en la prueba reina, y 9.000 extranjeros venidos de 90 países, lo que convierte a esta nueva edición en la más importante de cuantas se han organizado.

También se celebra que este año el Maratón de Madrid ha recibido la Gold Label (Etiqueta de Oro) concedida por la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo) como reconocimiento a la excelente organización de la prueba, en la que colabora el Ayuntamiento de Madrid aportando un amplio dispositivo de Policía Municipal, Movilidad, SAMUR, Limpieza, Vallas y otros servicios imprescindibles para el desarrollo de un evento deportivo de esta dimensión.

El Rock'n'Roll Madrid Maratón también tiene un fin solidario y este año ha donado parte de la recaudación a las entidades dedicadas a ayudar a diferentes causas, tales como Aldeas Infantiles SOS, Fundación También y la Federación Española de Enfermedades Raras.

La maratón de Madrid fue la primera prueba popular de este tipo organizada en España. Nació como una prueba local que, posteriormente, pasó a ser nacional y más tarde adquirió su carácter internacional.

137 PERSONAS ASISTIDAS, SIETE DE ELLAS GRAVES

Los servicios de emergencia de la ciudad de Madrid han atendido en el 40 maratón de la capital a 137 personas, siete de ellas en estado grave, entre las que se cuenta un varón de 53 años que ha sufrido un infarto a la altura de la calle de Velázquez.

Entre los corredores cuyo estado era grave había tres personas más con problemas cardiovasculares y otras tres que habían sufrido golpes de calor. En total se han producido 30 traslados a diferentes hospitales, según ha indicado a Efe un portavoz de Emergencias Madrid.

El calor y el esfuerzo han motivado la gran mayoría de las intervenciones de los sanitarios, debidas fundamentalmente a lipotimias y deshidrataciones, según el balance que hace Emergencias Madrid.

Alrededor de 37.000 personas han corrido hoy en las diferentes modalidades del 40 maratón de Madrid (10 kilómetros, el medio maratón y el maratón) 15.000 de ellos en la prueba reina, según los cálculos del Consistorio madrileño.

ETIOPIA RECONQUISTA EL MARATON

Bonsa Dida, de 22 años, se convirtió con una marca de 2h10:16 en el segundo etíope que gana el maratón de Madrid, diecinueve años después de Fekadu Bekele, y la keniana Elizabeth Rumokol (2h33:55) acentuó el perfil africano de la carrera que en su 40 aniversario estrenó Etiqueta de Oro, la máxima categoría de la IAAF.

Dida, décimo en el último Mundial de cross, cortó una racha de siete triunfos seguidos para Kenia con un cambio en el km 36 que le dejó solo en cabeza para afrontar, Castellana arriba, la prolongada cuesta hasta la meta, situada en El Retiro.

Por su parte, el atleta barcelonés Carles Castillejo asegura que en Madrid ha disfrutado "como un niño" del que puede ser el último maratón de su vida, al menos como corredor de elite.

"Me ha sorprendido haber terminado físicamente tan bien. He disfrutado como un niño, a pesar de algunos problemillas que hemos tenido en los avituallamientos, pero me lo he pasado genial", declaró en la meta el barcelonés.

Castillejo, de 38 años, es un fondista polifacético que ha logrado ser campeón de España en pista (5.000 y 10.000), cross y ruta (10 km, medio maratón y maratón).

En Madrid no buscaba una marca en particular. Recorrió el último medio kilómetro sonriente, aplaudiendo al público y dando vivas muestras de alegría, antes de cruzar la meta y levantar en brazos a su hijo.

"Ni siquiera he esprintado. No me importaba el tiempo. Ahora, mientras haya ilusión, seguiré corriendo y entrenando en los ratos libres, pero ya como cualquier runner", apuntó Castillejo, que en vísperas de la carrera madrileña no descartaba, sin embargo, regresar a la distancia cuando cumpla los 40.

Castillejo había tomado la salida tres veces en el maratón de Madrid (2013, 2014 y 2015), pero nunca lo había acabado. Siempre partió con el simple propósito de recorrer un tramo, para ayudar, como liebre, a algún compañero. Hoy fue séptimo -mejor español- con una marca de 2h15:05.