24 detenidos y más de 50 policías heridos en las cargas policiales en Colón

La Policía califica como "salvajes" los ataques sufridos por los agentes

Nueve policías nacionales, dos municipales y 34 manifestantes fueron trasladados a centros hospitalarios.

madrid

| 22.03.2014 - 23:28 h
REDACCIÓN

La Policía ha cifrado en 24 los detenidos tras las cargas policiales producidas en las inmediaciones de la Plaza de Colón una vez finalizadas las 'Marchas por la Dignidad.

Tres de los detenidos son menores de edad. Las detenciones se han producido por resistencia y atentado contra la autoridad. Los detenidos están acusados de agresión con lanzamiento de objetos, vallas y adoquines, de vandalismo y de destrozo inmobiliario.

Las cargas se han producido después de que un grupo de personas intentará acceder a la calle Génova, sede del PP. Además, varios manifestantes han intentado acampar en las inmediaciones de Recoletos.

Los Servicios de Emergencias de SAMUR-Protección Civil han atendido durante la manifestación de hoy tras las "Marchas 22M de la Dignidad" en la capital a 101 personas, de los que 67 son policías y 34 manifestantes.

Un portavoz de SAMUR-Protección Civil ha contado a Efe que de los 67 agentes, 47 son policías nacionales y el resto municipales.

Nueve policías nacionales, dos municipales y 34 manifestantes fueron trasladados a centros hospitalarios.

"Todas son heridas de carácter leve o muy leve, como puntos de sutura por cortes, torceduras, contusiones o revisión", precisó el portavoz.

Bajo el lema "pan, trabajo y techo para todos y todas", miles de personas se han manifestado para pedir el fin de los recortes y la dimisión de Gobierno y para denunciar la situación límite de "emergencia social" en la que se encuentra gran parte de la población española.

La cabecera de la marcha, portadora de una gran pancarta en la que se podía leer 'No al pago de la deuda. Fuera los Gobiernos de la Troika. No más recortes. Pan, Trabajo y Techo', ha emprendido su marcha desde Atocha hacia la plaza de Colón a las 17.00 horas, si bien muchos de los manifestantes y algunas de las columnas se han ido sumando a lo largo del recorrido. Según los organizadores, la participación supera los dos millones de personas.

Fuentes de la Dirección General de la Policía han destacado el "especial salvajismo de los ataques" por parte de un grupo de manifestantes.

Las detenciones se han producido por resistencia y atentado contra la autoridad. Los detenidos están acusados de agresión con lanzamiento de objetos, vallas y adoquines, de vandalismo y de destrozo inmobiliario.

Las cargas se han producido después de que un grupo de personas intentará acceder a la calle Génova, sede del PP. Además, varios manifestantes han intentado acampar en las inmediaciones de Recoletos.

Bajo el lema "pan, trabajo y techo para todos y todas", miles de personas se han manifestado para pedir el fin de los recortes y la dimisión de Gobierno y para denunciar la situación límite de "emergencia social" en la que se encuentra gran parte de la población española.

La cabecera de la marcha, portadora de una gran pancarta en la que se podía leer 'No al pago de la deuda. Fuera los Gobiernos de la Troika. No más recortes. Pan, Trabajo y Techo', ha emprendido su marcha desde Atocha hacia la plaza de Colón a las 17.00 horas, si bien muchos de los manifestantes y algunas de las columnas se han ido sumando a lo largo del recorrido. Según los organizadores, la participación supera los dos millones de personas.

"La sociedad despierta, se os acabó la fiesta", "Mi hija estaría aquí pero ha emigrado", "Esto es una lucha cívica, del pueblo", "Es una inyección de solidaridad", "La dignidad, en marcha", "Tu sobre, mi recorte" o "Si no hay justicia para el pueblo, no habrá paz para el Gobierno" son algunos de los mensajes que se podían leer en las pancartas de los asistentes.

Entre las consignas coreadas por los asistentes, se han vuelto a escuchar en la capital cánticos ya habituales como "De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste" o "No es una crisis, es una estafa". "Yo quisiera ver a Rajoy y Rubalcaba en la cola del INEM", "Con coraje y dignidad la victoria llegara" o "Gobierno dimisión" han sido otro de los mensajes lanzados por los manifestantes.

A su llegada a la plaza de Colón, situada a escasos metros de una calle Génova --donde se ubica la sede del PP-- totalmente blindada por un fuerte despliegue policial, la cabecera y las distintas columnas han sido recibidas por miles de personas que se han ido concentrando allí a lo largo de la tarde.

CONTRA LOS RECORTES

Decenas de miles de personas han secundado en el centro de Madrid la manifestación conjunta convocada por las 'Marchas de la Dignidad' bajo el lema "pan, trabajo y techo para todos y todas" para pedir el fin de los recortes y la dimisión de Gobierno y para denunciar la situación límite de "emergencia social" en la que se encuentra gran parte de la población española.

La cabecera de la marcha, portadora de una gran pancarta en la que se podía leer 'No al pago de la deuda. Fuera los Gobiernos de la Troika. No más recortes. Pan, Trabajo y Techo', ha emprendido su marcha desde Atocha hacia la plaza de Colón a las 17.00 horas, si bien muchos de los manifestantes y algunas de las columnas se han ido sumando a lo largo del recorrido. Según los organizadores, la participación supera los dos millones de personas.

"La sociedad despierta, se os acabó la fiesta", "Mi hija estaría aquí pero ha emigrado", "Esto es una lucha cívica, del pueblo", "Es una inyección de solidaridad", "La dignidad, en marcha", "Tu sobre, mi recorte" o "Si no hay justicia para el pueblo, no habrá paz para el Gobierno" son algunos de los mensajes que se podían leer en las pancartas de los asistentes.

Entre las consignas coreadas por los asistentes, se han vuelto a escuchar en la capital cánticos ya habituales como "De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste" o "No es una crisis, es una estafa". "Yo quisiera ver a Rajoy y Rubalcaba en la cola del INEM", "Con coraje y dignidad la victoria llegara" o "Gobierno dimisión" han sido otro de los mensajes lanzados por los manifestantes.

A su llegada a la plaza de Colón, situada a escasos metros de una calle Génova --donde se ubica la sede del PP-- totalmente blindada por un fuerte despliegue policial, la cabecera y las distintas columnas han sido recibidas por miles de personas que se han ido concentrando allí a lo largo de la tarde.

"DIMISION DEL GOBIERNO"

Una vez allí, el actor Willy Toledo y la periodista Olga Rodríguez han dado lectura al manifiesto elaborado para la ocasión desde un escenario situado en el centro de la plaza. "En 2014 nos encontramos ante una situación extremadamente difícil, una situación límite, de emergencia social, que nos convoca a dar una respuesta colectiva y masiva de la clase trabajadora, la ciudadanía y los pueblos", comienza el manifiesto.

"Millones de trabajadores y trabajadoras se encuentran sin empleo. Tener unas manos para trabajar; tener una carrera terminada; disponer de tu capacidad tanto manual como intelectual y no encontrar un trabajo digno es humillante", continúa el texto, con el que también han exigido la dimisión del Gobierno del PP y de "todos los gobiernos que recortan derechos sociales básicos" y que "colaboran con las políticas de la Troika".

Asimismo, han denunciado a través de este manifiesto que dichos Gobiernos "están aprovechando la crisis para recortar derechos". "Estas políticas de recortes están causando sufrimiento, pobreza, hambre e incluso muertes y todo para que la banca y los poderes económicos sigan teniendo grandes beneficios a costa de nuestras vidas", reza el manifiesto", ha censurado.

"Los derechos y libertades nos han sido robados para favorecer los intereses de una minoría y asegurar sus beneficios, los mismos que nos han llevado a este estado de excepción social, a base de desmantelar la educación y la sanidad públicas, de reducir drásticamente las pensiones de nuestros mayores, de apoderarse de nuestras viviendas y de cerrar empresas, y despedir a miles de trabajadoras y trabajadores", han rechazado.

Al finalizar la lectura del manifiesto, han tomado la palabra representantes de las columnas procedentes de toda España que este sábado han confluido en Madrid tras más de tres semanas de marcha a pie. "Hoy empezamos a ver que el miedo está cambiando de bando, pues que nos tenga miedo, que nos tengan mucho miedo. Viva la lucha de la clase obrera. Sí se puede", ha defendido el representante de la columna asturiana.